Rawimage

El fundador de Factor 5 y máximo responsable de Hulu, Julian Eggebrecht, finalmente habló sobre los motivos por los que la aplicación de series y películas por streaming no se encontraba disponible para la Nintendo Switch, explicando que había un condicionante técnico que no permitía la llegada de la app a la consola.

Mediante una entrevista realizada a IGN, el vicepresidente de tecnología de la aplicación de video por streaming comentó que el retraso de debía “hasta cierto punto fue una decisión política de Nintendo, pero también una técnica”.

El motivo por el que la consola no contaba con aplicaciones de vídeo en streaming debido a que estaban centrados en los juegos, algo que se convirtió en otro factor de la demora, debido a que estaba centrada en “ofrecer las funcionalidades técnicas necesarias para hacer grandes juegos en su nueva consola” según Eggebrecht.

Eggebrecht comenta que la Switch no contaba con un elemento de encriptado el cual era de suma utilidad para el servicio: “Una de las cosas que faltaba hasta hace poco era un pequeño componente de encriptado que la mayoría de los servicios profesionales de vídeo bajo demanda necesitan”.

Entre las múltiples actualizaciones que ha recibido la Switch, una de estas parece haber desbloqueado este componente de encriptación, por lo que los servicios de video estarían próximos a llegar a la consola: “Ahora que ya está desbloqueado para nosotros, no ha habido ninguna complicación en tener la aplicación funcionando”.

La estrategia de Nintendo para demorar la llegada de este tipo de servicios se debe a que quizás quería distanciar la idea de que el público viera a la consola como una especie de tablet en la cual podrían disfrutar de sus series, sin embargo, también pudo tener como objetivo el enfocar la consola hacia los videojuegos para así alcanzar una meta comercial.

Ahora que ya el componente de encriptación se encuentra disponible en las consolas Switch, Hulu tuvo su triunfal llegada a la consola la semana pasada, por lo que es solo cuestión de tiempo para que otras plataformas de streaming y video puedan llegar a la sobremesa de Nintendo.