Karpeles

Mark Karpeles, el ex-CEO del exchange de bitcoins MtGox, había sido acusado por lavado de dinero y malversación de fondos cuando un millón de bitcoins fueron robados del exchange. Suceso que se había convertido en el escándalo vinculado a criptomonedas más grande hasta ahora.

Tras el incidente Karpeles se había declarado en bancarrota por el valor de la compañía que estaba cotizado en 400 millones de dolares. Desde el escándalo los usuarios afectados han estado detrás de Karpeles. Cuando MtGox cerró sus operaciones tras admitir que había robado 850.000 bitcoins, pero luego encontraron 200.000 de ellos como si se hubieran extraviado.

Hoy en día los usuarios siguen reclamando que se les haga una retribución de sus fondos, sin embargo las monedas se encuentran en posesión de otra compañía que también es propiedad de Karpeles. Tras la subida en los precios del Bitcoin al menos en 17 veces luego del cierre de MtGox, Karpeles ya tendría dinero suficiente para pagarle a los clientes que perdieron sus bitcoins. Eso sí el pago sería en dólares.

La tiranía de la falta de estructura en la era digital

Puede que haya parecido que Karpeles lo perdió todo en su momento, sin embargo al aferrarse a esos 200.000 bitcoins restantes, se ha vuelto en una persona sumamente adinerada. Durante uno de los juicios, Karpeles adimitió que es una estrategia muy común que las empresas en quiebra vendan sus activos restantes a precios muy solidarios.

Cuando Mt Gox vivió sus años de gloria, Karpeles se dio una gran vida de lujos. Los fiscales comentaron que al menos 3 millones de los fondos de los clientes se usaron para mantener el estilo de vida del CEO, que una vez llegó a ser conocido como Magical Tux.

Una vez que se hayan calmado las aguas por este tema, es muy seguro que los fondos restantes de Mt Gox sean destinados a sus mayores accionistas, y como muchos ya saben el mayor de ellos es Karpeles, y esa declaración de bancarrota sería una cosa del pasado.

Más en TekCrispy