Facebook Detalles Plan Porno Vengativo

Facebook ha revelado más detalles sobre cómo funciona su programa de prueba para combatir la ‘pornografía vengativa’. La red social ha estado probando un sistema que permite a los usuarios subir imágenes de sí mismos desnudos a Facebook para que la empresa pueda vigilar y evitar que otros la compartan.

Muchos han quedado totalmente sorprendidos con esta idea, más aún cuando se supo que los desnudos subidos serían revisados por los empleados de Facebook. Ansioso por calmar la tormenta que generó el tema, la responsable global de seguridad de Facebook, Antigone Davis, publicó una entrada en el blog de la compañía explicando algunos puntos importantes sobre el funcionamiento de este plan.

En este sentido, Davis explica que el sistema se ha puesto a prueba en Australia con la ayuda de la autoridad de seguridad en Internet de ese país, el eSafety Commissioner, para permitir que las personas sean proactivas en la lucha contra el porno vengativo. En lugar de esperar que las imágenes de sí mismos aparezca en línea, los usuarios pueden tomar medidas preventivas para bloquear la aparición de fotografías específicas.

Esto ha sido descrito como “opción de emergencia”, y es algo que es probable que sea utilizado por celebridades, o por personas que se encuentran en una posición en la que puedan ser vulnerables a la pornografía vengativa. Davis explica los pasos que implica el proceso:

  • Los australianos pueden completar el formulario en línea en el sitio web oficial del eSafety Commissioner.
  • Para establecer qué imagen es motivo de preocupación, se pedirá a las personas que envíen la imagen a través de Messenger.
  • La oficina del eSafety Commissioner notificará a Facebook sobre la presentación del formulario. Sin embargo, no tendrán acceso a la imagen.
  • Una vez Facebook recibe esta notificación un representante de la compañía debidamente capacitado revisará y procesará la imagen, lo que crea una “firma digital numérica” o hash que no puede ser leída por humanos.
  • La red social almacena este hash de la foto, no la foto en sí, para evitar que en el futuro alguien pueda subirla a Facebook. En caso de que alguien intente hacerlo, se ejecutará un comando mediante una base de datos donde están incluidos estas firmas o hashes, y si coinciden, no permitirán que se publique o comparta la imagen.

Una vez hecho esto, notificarán al usuario mediante su correo electrónico y le pedirán que elimine la fotografía del chat de Messenger donde fue enviada a la oficina del eSafety Commissioner.