Claves Privadas Bitcoin Computadora Cuantivca

Las computadoras cuánticas representan uno de los avances tecnológicos cuya llegada es irreversible, y el cifrado, incluso el utilizado para respaldar las criptomonedas, pronto estará en problemas, según los investigadores de la Universidad Nacional de Singapur.

Ellos han estimado qué tan pronto las computadoras cuánticas podrían ‘quebrar’ la seguridad de la red Bitcoin. Con base en las estimaciones más agresivas, las claves privadas de Bitcoin podrían ser descifradas en el 2027, según el documento.

El cifrado de Bitcoin hoy está garantizado por la dificultad de descifrar su código a través de las computadoras que conocemos, sin embargo, las computadoras cuánticas teóricamente podrán trabajar mucho más rápido porque no están obligadas a operar con bits (valores del 0 al 1). Las computadoras cuánticas usan qubits, que aprovechan la forma extraña en que las partículas subatómicas se comportan para incluir más valores, incluso hasta dos valores a la vez.

Según un informe del MIT Technology Review, los investigadores utilizaron las computadoras cuánticas en grupos de minería y para atacar las claves privadas. De esta forma, el estudio arrojó que los mineros están seguros por más tiempo, a diferencia de los usuarios y sus claves privadas.

Reescribiendo transacciones

Según el documento, el mayor peligro para los usuarios de Bitcoin vendrá cuando las transacciones se hayan transmitido a la red pero aún no se hayan procesado. De esta forma, un hacker con una computadora cuántica podría reescribir la transacción antes de que la legítima sea aprobada.

Las transacciones establecidas permanecerán seguras, al menos por un tiempo. Sin embargo, los investigadores afirman que incluso una computadora cuántica no podría cambiar el libro luego de que las transacciones se hayan procesado en varios bloques.

Si las claves privadas se ven comprometidas, no solo son malas noticias para los usuarios del Bitcoin, sino que cualquier otra encriptación de clave pública o privada se vería expuesta, como por ejemplo, las apps de mensajería como Whatsapp y Telegram, aquellas que utilizan certificados SSL y el almacenamiento de datos encriptado.

Sin embargo, los investigadores reconocen que este hallazgo se cumplirá siempre que no haya cambios en la forma en que se crean las claves privadas. Además, afirman que la computación cuántica podría desarrollarse de forma más lenta de lo que han estimado.