Compartir

A pesar de que la Inteligencia Artificial (IA) aún está en plena fase de desarrollo, ya hemos podido observar proyectos que ofrecen grandes soluciones, como el Watson de IBM, que puede diagnosticar enfermedades con gran precisión, incluso superior a la de un médico humano.

Sin embargo, China también ha dado muestras de su interés de unirse a la carrera por el desarrollo de la IA, y prueba de ello es que está construyendo la primera comisaría de policía dirigida completamente por IA, es decir, no habrá interacción con seres humanos.

En principio, esta comisaría tendrá el propósito de resolver crímenes o infracciones relacionadas con coches, como testear a los conductores a través de un simulador, realizar registros y gestionar documentos administrativos, etc. Por ejemplo, esta comisaría emitiría documentos de identidad y licencias para conducir, además de que gestionaría denuncias.

Para lograrlo, la comisaría tendrá a disposición la tecnología de reconocimiento facial desarrollada por la compañía Tencent, el gigante tecnológico con sede en ese país. En este sentido, los ciudadanos chinos utilizarán su rostro como identificación, algo que no extraña para nada en ese país, en el que las personas son observadas y vigiladas constantemente.

Tencent es la empresa detrás de Supercell o Riot Games, creadores de los juegos Clash Royale y League of Legends, reconocidos como dos de los más populares en el mundo. Asimismo, la compañía es dueña de la app de mensajería más usada en China, WeChat, la cual ha sido el centro de la polémica en varias ocasiones por permitir al gobierno acceder a la información de los usuarios, incluso si estos son extranjeros.

Oppo A71 2018, el nuevo smartphone económico con Inteligencia Artificial

Aún quedan muchas dudas sobre el funcionamiento de este centro policial, y si solo es una prueba o se extenderá por toda la nación asiática. Lo cierto, es que de implementarse a una escala mayor, las personas estarían perdiendo su trabajo a causa de estas “máquinas inteligentes”.

Síguenos también en Twitter, Facebook, Flipboard, o por Email.