Un ex agente del servicio secreto estadounidense ha recibido una extensión de su condena debido a unos cargos asociados con un hurto de bitcoins relacionado con ahora cerrada plataforma de compra y venta de drogas en el mercado negro Silk Road.

Shaun W. Bridges se declaró culpable por robar cientos de miles de dólares durante una investigación que el gobierno le realizaba a Silk Road, asimismo fue declarado culpable por lavado de dinero y recibió una sentencia de dos años en prisión.

La jueza Seeborg, ordenó que la sentencia más reciente fuera incluida a la que está cumpliendo. Además del tiempo en prisión, se le ordenó que pagara una penalidad de 1500 bitcoins y dinero fiduciario, que terminan rondando en los 10.4 millones de dólares.

Anteriormente, Brodges se había declarado culpable, justo después de admitir que había usado una clave de acceso privada para penetrar una billetera digital del gobierno y de esa forma logró transferir alrededor de BTC 16000 a billeteras que él mismo controlaba. El caso fue investigado por la división del FBI radicada en San Francisco, pero también la trabajaban la oficina de crímenes cibernéticas ubicada en Washington.

Silk Road fue lanzado en el mes de febrero del año 2011. Los compradores podían registrarse en el portal de forma gratuita, pero los vendedores debían adquirir nuevas cuentas a través de subastas supuestamente para mitigar la posibilidad de que personas malintencionadas distribuyeran productos contaminados.

A principios del mes de octubre de 2013 el sitio de Silk Road había sido restablecido y funcionaba de igual manera que antes; para registrarse como usuario vendedor se debía pagar cierta cantidad en Bitcoin,  pero cualquier persona podía registrarse gratuitamente como usuario comprador

Bridges fue puesto bajo arresto en 2015 por el robo de bitcoins, pero en febrero del año pasado fue aprehendido cuando intentaba salir de los Estados Unidos antes de cumplir su tiempo en prisión. No mucho después archivos de la corte revelaron que Bridges había robado fondos de Silk Road, luego de su primera captura.

Escribir un comentario