Un estudio llevado a cabo en la Universidad de Texas, sugiere que observar las comunidades de bacterias en el intestino, podría ayudar a predecir qué pacientes de melanoma responderían a un tipo de inmunoterapia llamada terapia anti-PD-1.

El equipo reunió muestras de heces de 89 pacientes con melanoma avanzado que se había diseminado, y que estaban a punto de comenzar la inmunoterapia. Seis meses después de tomar la primera dosis, el equipo agrupó a los pacientes cuyos tumores respondieron a la terapia y los que no. Luego compararon los tipos de bacterias presentes en las muestras tomadas antes del tratamiento en estos grupos.

La NASA construirá un telescopio que se autoensamblará en el espacio

Los que respondieron al tratamiento tenían una comunidad de bacterias más diversa en el intestino, que aquellos cuyo cáncer empeoró después del tratamiento.

Los pacientes que tenían una población más diversa de bacterias en el intestino también tuvieron su enfermedad controlada por el fármaco de inmunoterapia durante más tiempo, en comparación con aquellos que tenían menos diversidad en sus bacterias intestinales.

El equipo también descubrió que el predominio de ciertos tipos de bacterias en el intestino también era favorable. En particular, los pacientes que específicamente tenían muchas bacterias de la familia Faecalibacterium, tenían un período de tiempo más prolongado en el que su enfermedad no empeoraba.

Posteriormente, a fin de comprobar sus observaciones, el equipo alteró el microbioma de ratones con melanoma trasplantando de pacientes que respondieron y no respondieron al tratamiento de inmunoterapia. Los ratones que recibieron un trasplante de pacientes que respondieron al tratamiento tuvieron una respuesta mejorada a los fármacos anti PD-1.

Una segunda investigación, se suma a la evidencia de que las bacterias intestinales pueden influir en la efectividad de los medicamentos de inmunoterapia.

El estudio analizó si tomar antibióticos afectaba la supervivencia global de pacientes con cáncer de pulmón no microcítico o carcinoma urotelial tratados con fármacos anti-PD-1.

Inteligencia Artificial puede mejorar la precisión de las terapias contra el cáncer

De los 249 pacientes, 69 recibieron antibióticos mientras estaban en tratamiento o estában por comenzarlo. Estos pacientes tenían infecciones que necesitaban tratamiento.

En promedio, la supervivencia general de quienes tomaron antibióticos fue menor en comparación con los que no los tomaron. Los investigadores atribuyen este resultado al efecto antibactericida de los antibióticos y establecen un vínculo entre la respuesta a la inmunoterapia y las bacterias intestinales.