Según a un estudio realizado por investigadores de las universidades de Vrije en Amsterdam, Oldenburg en Alemania y Anglia Ruskin en Reino Unido, en donde se analizaron los datos de los jugadores de 1871 a 2016; para los jugadores de béisbol, ser diestro natural y batear a la zurda, puede ser la mejor combinación para ser exitoso.

Los hallazgos muestran que los jugadores de esas características, entre ellos, la leyenda de Ted Williams, tenían muchas más probabilidades de ser bateadores con promedio de bateo de .300 y también fueron más propensos a terminar en el Salón de la Fama del béisbol.

Esta aseveración desafía un estudio de 1982, que afirmaba que los siniestros naturales que bateaban con la mano izquierda eran los mejores bateadores, tal vez porque los cerebros de los zurdos tienen menos posibilidades de compartimentar varias funciones.

Al respecto el Dr. David Mann del Departamento de Ciencias del Movimiento Humano de Vrije y coautor del estudio señala: “Los nuevos datos sugieren que la clave del éxito no es la estructura cerebral de los zurdos, sino el comportamiento aprendido.”

Previamente se había encontrado una tendencia similar entre los jugadores de cricket y golfistas profesionales. En ese sentido, los investigadores se enfocaron en el béisbol para ver si en ese deporte también se observaba el efecto.

Tras analizar los datos confirmaron que los jugadores que lanzan y batean a la zurda, es decir zurdos naturales, tenían más probabilidades de ser bateadores exitosos que los diestros naturales que lanzan y batean con la mano derecha. Pero los investigadores encontraron que los diestros que bateaban a la zurda resultaron ser aún más exitosos.

Los jugadores de esas características fueron 5.33 veces más comunes en las Grandes Ligas que en los equipos de secundaria y de escuela primaria, lo que inicialmente resultó ser la mejor opción para ingresar a un equipo profesional. De hecho, los jugadores jóvenes que lanzan a la derecha y baten a la derecha, tienen las probabilidades más bajas de ingresar a equipos profesionales.

Además, las probabilidades de tener un promedio de bateo de .300 o mayor, eran 18.43 veces más altas para los jóvenes diestros que batean a la zurda.

Aunque los jugadores diestros que batean a la zurda representaron sólo el 11.8 por ciento de todos los jugadores de Grandes Ligas, constituían en total, el 19.9 por ciento de todos los miembros del Salón de la Fama y el 31.6 por ciento de los mejores bateadores, Una prueba más de la tendencia.

Esto sugiere que los diestros que adoptan una postura zurda tienen una mayor posibilidad de convertirse en excelentes bateadores profesionales. El equipo de investigación conjetura que los jugadores de estas características tienen una ventaja biomecánica al momento de batear, pues colocan la mano dominante en el borde del bate, proporcionando una palanca más larga para golpear la pelota.

Más en TekCrispy