Investigadores de la Universidad de Louisville en Kentucky, han desarrollado un innovador método que incorpora estimulación eléctrica a través de un implante en la columna vertebral y técnicas de rehabilitación tradicionales, con el cual pudieron restaurar el movimiento voluntario en las piernas de un hombre, que sufrió una lesión que le provocó incapacidad de mover sus extremidades.

El parapléjico había perdido el uso de sus piernas, después de haber cortado por completo su espina dorsal en un accidente de tránsito; el paciente no había mostrado progreso alguno, a pesar de 80 sesiones de fisioterapia regular. Pero gracias al método desarrollado, los médicos pudieron reactivar sus nervios, utilizando estimulación epidural de la médula espinal (scES).

Esta es la razón por la que deberías dejar de poner carbón activado en tus dientes

Los investigadores colocaron un estimulador dentro del cuerpo y lo conectaron al generador central de patrones (CPG), un mini cerebro que se encuentra dentro de la médula espinal, el cual es capaz de interpretar la información sensorial y mover los músculos en consecuencia.

Cuando se enciende el estimulador, envía comandos como “mover la pierna derecha” que despiertan las células nerviosas de la médula espinal y, con el tiempo, permiten que se formen nuevas vías neuronales en el cerebro.

El protocolo de entrenamiento original incluía sesiones de entrenamiento diarias de una hora de duración con la ayuda de la estimulación epidural.

Después de 44 meses de entrenamiento, el paciente pudo mantenerse de pie independientemente y movía sus extremidades, incluso cuando el dispositivo no estaba encendido.

Estos hallazgos muestran el notable potencial de recuperación del sistema nervioso humano después de una lesión crónica medular motriz completa de la médula espinal y tienen claras implicaciones para la comunidad de rehabilitación.

Los autores sugieren que varios mecanismos pueden ser responsables de la recuperación lograda, incluido el crecimiento de axones desde la parte superior a la parte inferior del punto de la lesión. Otra explicación posible podría ser que el entrenamiento basado en la actividad con scES promovió la remodelación de las conexiones entre las neuronas en la médula espinal.

Científicos descubren proteínas en el arroz transgénico que pueden prevenir la transmisión del VIH

El Dr. Enrico Rejc, Ph.D., profesor asistente en el Departamento de Cirugía Neurológica de la UL y autor principal del estudio sostiene que el sistema nervioso humano puede recuperarse de una lesión grave de la médula espinal incluso años después de haber ocurrido la lesión; referente al caso explica: “Se implantó el estimulador cuatro años después de la lesión y pudimos observar una recuperación motora dos años después, es decir, seis años después de haber sufrido la lesión.”

En la actualidad, un año después de ocurrida una lesión incapacitante, se clasifica como crónica y es probable que no mejore más. Sin embargo, los resultados de esta investigación son una prueba de que el sistema nervioso humano tiene capacidades de recuperación que sobrepasan lo esperado.

Más en TekCrispy