A medida que el clima de la Tierra continúa calentándose, el efecto conocido como isla de calor urbano, acentúa la preocupación de que los habitantes de las ciudades, sufrirán más estrés térmico que sus contrapartes rurales. Hasta ahora, se tuvo la impresión de que la temperatura en las grandes metrópolis sólo mostraría un tendencia al alza; sin embargo, una nueva investigación realizada por científicos de la Universidad de Purdue, revela que algunas ciudades realmente experimentan un efecto de enfriamiento.

De acuerdo a la investigación, más del 60 por ciento de las áreas urbanas en la India, experimentan un efecto de enfriamiento diurno. Este inesperado comportamiento ha sido observado en el pasado, pero este estudio es el primero en identificar directamente una causa: la falta de humedad y vegetación en las zonas no urbanas que rodean la ciudad.

El investigador Matthew Huber, profesor de ciencias terrestres, atmosféricas y planetarias de la UP y autor principal del estudio, explica: “Cuando las áreas alrededor de las ciudades se están quedando sin agua y no son irrigadas, se convierten en campos calientes, secos y estériles. Cuando eso sucede, en realidad hay más agua disponible para evaporarse en las ciudades que en el campo circundante; es como si las ciudades sudaran.”

Lo que comúnmente se espera es que las ciudades sean más cálidas que sus entornos rurales, un efecto que se conoce como el efecto isla de calor urbano; esto sucede porque a medida que las ciudades se desarrollan, pierden vegetación y gran parte de su superficie es pavimentada o cubierta por edificios; al tener menos sombra y humedad, es previsible e inevitable que la temperatura aumente.

Los investigadores obtuvieron datos de temperatura de 89 ciudades de la India y luego utilizaron un modelo climático para determinar los efectos del riego. Al encender y apagar el riego en el modelo, descubrieron que tanto los efectos de calefacción urbana, como los de enfriamiento, se ven afectados en gran medida por la agricultura y la disponibilidad de humedad del riego.

La estación del año y la región también son aspectos que influyen en si un área urbana experimentará un efecto de calentamiento o enfriamiento. El estudio mostró que durante la temporada anterior al monzón, la mayoría de las áreas urbanas eran más frías que sus alrededores rurales durante el día; sin embargo, durante la temporada posterior al monzón, fueron más cálidas.

Pero a pesar del enfriamiento observado durante el día en algunos de los centros urbanos de la India, casi todos experimentaron un calentamiento nocturno.

Este estudio revela claramente la influencia que tiene el uso de la tierra en los patrones climáticos locales y regionales. Comprender el papel de las zonas urbanas y rurales en el efecto de isla de calor, puede proporcionar información útil para el diseño de políticas que ayuden en la planificación urbana y la gestión de la salud pública.