La Comisión de Ética Gubernamental de Kansas (GEC, por sus siglas en inglés) ha aplicado sus leyes de financiamiento de campaña a las criptomonedas. Luego de que un político local pidiera orientación a la comisión sobre el hecho de aceptar el Bitcoin  como donación para su campaña, el director ejecutivo del organismo emitió una respuesta negativa.

El Bitcoin no financiará las campañas políticas

Según revelan medios locales, el Bitcoin es simplemente “demasiado cerrado” e imposible de rastrear como para ser una forma de contribución de campaña durante las elecciones estatales y locales de Kansas, según el nuevo director ejecutivo de la GEC, Mark Skoglund, quien además se refirió al Bitcoin de la siguiente forma:

Son caracteres alfanuméricos que existen solamente en línea.

Por su parte, el comisionado de la GEC, Jerome Hellmer, dijo que las donaciones en Bitcoin representan una gran posibilidad de influir en las elecciones de Kansas por parte de grupos de presión imposibles de identificar. En este sentido, Hellmer se refirió a las entidades rusas y cómo su influencia su supuesta influencia en durante la campaña presidencial estadounidense de 2016 fue solo el comienzo, sugiriendo que estas entidades podían influir en las elecciones de Kansas.

Un precedente de aceptación

A principios de 2014, mucho antes de que existiera preocupación alguna sobre la intervención rusa en los procesos electorales estadounidenses, la Comisión Federal Electoral (FEC) emitió una opinión consultiva llamada “La Campaña puede aceptar Bitcoin como contribuciones”. En él, la comisión respondió a la solicitud del Comité de Acción Política (PAC), Make your Laws PAC, Inc. (MYL), de aceptar bitcoins.

En ese momento, la FEC afirmó que la criptomoneda podía aceptarse como contribución, siempre y cuando MYL informara sobre la totalidad de bitcoins recibidos. En este sentido, los honorarios habituales deducidos por el procesador de pago Bitcoin no debían ser deducidos del valor declarado en la contribución. En su lugar, estas tarifas debían declararse como “gastos operativos”.

Escribir un comentario