¿Alguna vez te ha pasado que en tu lugar de estudio o trabajo, tu mente vaga libremente afectando tu productividad? La falta de concentración puede ser un verdadero problema, y es un gran inconveniente si tienes un trabajo que hacer; pero de acuerdo a un nuevo estudio realizado por científicos del Instituto de Tecnología de Georgia, soñar despierto no es del todo malo, e incluso sugiere que puede ser un signo de inteligencia y creatividad.

En el estudio, el equipo de investigadores examinó cómo la tendencia a dejar que la mente divague en la vida cotidiana, podría estar vinculada a las capacidades cognitivas de una persona.

Aunque los soñadores a veces tienen una mala reputación por distraerse o aislarse, los hallazgos sugieren que las personas que sueñan despierto, regularmente tienen una habilidad intelectual y creativa más alta que aquellos que normalmente no divagan.

En el estudio, los investigadores midieron la actividad cerebral de más de 100 participantes, a los que se les pidió que se concentraran en un único punto frente a ellos durante 5 minutos, mientras estaban acostados en una máquina de resonancia magnética.

La prueba reveló qué áreas del cerebro se activaron durante el estado de “reposo despierto”, en otras palabras, un estado de soñar despierto.

Aunque algunas regiones del cerebro funcionan independientemente, otras regiones deben cooperar entre sí para realizar una tarea. Una de esas redes de regiones cerebrales interactivas se llama red de modo predeterminado y se activa cuando una persona está soñando despierta.

Posteriormente, se les pidió a los participantes que tomaran una prueba que midiera su capacidad intelectual y creativa, y respondieran un cuestionario sobre cuánto vagaban sus mentes en la vida diaria.

Cuando los investigadores compararon los resultados, descubrieron que los participantes que informaron soñar despiertos con mayor frecuencia, obtuvieron puntuaciones más altas en la capacidad intelectual y creativa, y tenían sistemas cerebrales “más eficientes”, en comparación con aquellos que reportaron que éste estado era infrecuente.

Los autores del estudio sugieren que un cerebro más eficiente tiene más capacidad para pensar, lo que puede llevar al cerebro a deambular mientras realiza tareas fáciles.

El Dr. Eric Schumacher, profesor de psicología en el ITG y coautor del estudio, comenta: “La gente tiende a pensar en la distracción mental como algo malo. Nuestros datos son consistentes con la idea de que esto no siempre es cierto. Algunas personas simplemente tienen cerebros más eficientes.”

Si bien la capacidad de prestar atención es importante cuando aprendemos algo y nos relacionamos con los demás, divagar puede despertar la eficiencia, la inteligencia y la creatividad; por lo tanto, soñar despiertos y permitir que nuestra imaginación pasee libremente, es saludable para la mente, concluyen los investigadores.