Singapur No Regulara Criptomonedas

Según recientes declaraciones del jefe de la Autoridad Monetaria de Singapur (MAS, por sus siglas en inglés), el país no tiene planes para regular las criptomonedas. Sin embargo, se están formalizando algunas leyes que podrían aplicarse a las empresas Blockchain que utilizan el formato de las Ofertas Iniciales de Moneda (ICOs) para financiar sus proyectos.

No hay planes de regulación

El Director de la MAS, Ravi Menon, expresó en una entrevista que a pesar de que no existen planes de regulación para las monedas digitales dentro del país, la autoridad permanecerá alerta ante el lavado de dinero y otros riesgos potenciales derivados de su uso. Menon fue citado diciendo:

Por el momento, no veo ninguna base para querer regular las criptomonedas.

Por su parte, afirmó que el Banco Central de Singapur se concentrará en observar los riesgos que plantean las criptomonedas, para definir posibles regulaciones en torno a las actividades derivadas de ellas. Esta postura coincide con las recientes declaraciones del primer viceministro de Singapur, Tharman Shanmugaratnam, donde afirmó que regularán algunas actividades derivadas de las criptomonedas, si caen dentro del marco legal del gobierno.

El enfoque regulador de Singapur

Menon destacó que Singapur ya requiere que los operadores de casas de cambio cumplan con ciertos requisitos para combatir el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo, que serán formalizados en la próxima regulación para los servicios de pago en el país. El mes pasado, algunos bancos del país dejaron de hacer negocios con varias startups de criptomonedas, sin ofrecer mayores explicaciones sobre lo ocurrido.

Ley para las ICO

Menon dijo el pasado martes que en el caso de que las ICOs incluyan la promesa de un dividendo u otro beneficio económico, pueden asemejarse a las ofertas de valores regulares, y por ende, deben estar sujetas a la normativa de la SFA (Securities and Futures Act) de Singapur.

Por su parte, el banco central afirmó recientemente que los tokens digitales pueden representar una propiedad o valor, lo que podría convertir a las ICOs en una oferta de acciones o unidades en un esquema de inversión colectiva.