Shareaccount

Seguro en más de una ocasión muchos de nosotros hemos cedido, a un familiar o amigo, nuestro usuario y contraseña de alguna cuenta en Internet, como la de Netflix, y aunque les tengamos mucha confianza siempre surgirá la duda de si a partir de ese momento nuestra cuenta estará segura.

Por fortuna existe un pequeño software que intenta mitigar tal incertidumbre, permitiendo que compartamos nuestros datos de acceso a diferentes cuentas sin tener que exponer nuestra contraseña.

Se trata de ShareAccount, una extensión de Google Chrome que hace que otras personas -debidamente permitidas- accedan a nuestras cuentas de diferentes páginas web, al tiempo que protege nuestros datos.

Su funcionamiento es muy seguro, los datos de nuestras cuentas estarán encriptados, de modo que solo el destinatario podrá usarlos, pero para ello, dicha persona deberá tener instalada ShareAccount en su navegador.

Cuando queramos compartir los datos de una cuenta bastará con presionar el icono de la extensión ShareAccount mientras tengamos abierta la sesión desde la web de origen. La persona recibirá un código que nosotros debemos confirmar, luego debemos presionar “Share”. Por su parte, el destinatario tendrá que introducir otro código que visualizará y con el cual podrá iniciar sesión en la cuenta en cuestión. De esta manera jamás verá la contraseña y no podrá acceder a la cuenta en el futuro sin que se generen otros nuevos códigos.

Extensiones como estas nos evitan muchos problemas de seguridad e incluso problemas personales, por los malos entendidos que puedan aparecer cuando otras personas saben nuestras contraseñas.

Windows 10 interrumpe instalación de Chrome o Firefox para promocionar Edge

Aquellos que desconfían de una extensión como esta y tienen conocimientos de programación, podrán ver cómo está codificada, pues, el código es completamente abierto.

Obtener ShareAccount es el paso menos complicado. Solo debemos ingresar a Chrome Web Store siguiendo este enlace, presionar el botón de instalación y listo. Recordar también que la persona con la que compartes las contraseñas debe tener la extensión instalada en Google Chrome.

Más en TekCrispy