Spendee

A lo largo de los años, he escrito sobre numerosas aplicaciones para rastrear los movimiento financieros. Entre las varias opciones que he probado, Spendee es una de las que destaca tanto por su interfaz como por fácil que resulta utilizar sus numerosas funciones.

Spendee, como podrán imaginar, es una aplicación para controlar nuestros gastos. Al igual que el resto de aplicaciones de su tipo, nos permite añadir de forma manual los ingresos y egresos que vayamos realizando a diferentes carteras. Sin embargo, Spendee dispone de la particularidad de poder sincronizar nuestra cuenta bancaria (depende de nuestro banco) para que todos los movimientos se vean reflejados de forma automática.

En el modo manual, tenemos la posibilidad de especificar detalles de los ingresos y egresos. Es posible añadir una foto, ubicación, texto, tipo de gasto (comida, víveres, viajes, automóvil) y por supuesto la fecha en que se realizó la transacción. Lo mejor de todo es que una vez registrados, los datos se sincronizan con la nube de Spendee, por lo que podremos acceder a los mismos desde cualquier otro dispositivo asociado (iOS o Android) o bien, desde la interfaz web.

La interfaz web de Spendee es relativamente nueva. Ofrece las mismas funcionalidades que las aplicaciones móviles, sin embargo, los desarrolladores han querido aprovechar la pantalla de los ordenadores de escritorio para mejorar los informes de gastos. Encontraremos que los informes de la versión web de Spendee disponen de funciones de análisis más avanzados.

Spendee es una aplicación que puede utilizarse de forma gratuita, pero con algunas limitaciones. Por ejemplo, los usuarios podrán crear una sola cartera y sincronizar cuentas bancarias de entidades en Estados Unidos. Pueden descargar la aplicación para iOS o para Android, o bien utilizar la interfaz web siguiendo este enlace.

Si deseamos utilizar un número de carteras ilimitadas, así como de fijar diferentes presupuestos, podemos adquirir los planes Plus o Premium cuyo costo es de $1.99 y 2.99 al mes respectivamente.