Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Liverpool, la Universidad de Maastricht y el King’s College de Londres, muestra que efectivamente la capacidad de hablar un segundo idioma, mejora después de haber consumido una dosis baja de alcohol.

Está bien establecido que el alcohol afecta tiene un efecto perjudicial en el funcionamiento ejecutivo de nuestro cerebro, incluida nuestra memoria, nuestra atención y nuestras inhibiciones. Muchas de estas funciones son importantes para hablar un idioma no nativo.

Flowlingo, una app para aprender idiomas usando contenido divertido

Dado que las funciones ejecutivas son importantes cuando se habla un segundo idioma, se podría esperar que el alcohol afecte la capacidad de hablar un segundo idioma. Por otro lado, el alcohol aumenta la confianza en sí mismo y reduce la ansiedad social, lo que también es útil cuando intentas hablar en otro idioma, especialmente si acabas de aprenderlo.

Los investigadores probaron los efectos que puede tener una baja dosis de alcohol en la capacidad de los participantes de conversar en holandés. El estudio incluyó la participación de 50 individuos alemanes que estudiaban en una universidad holandesa (Maastricht) y recientemente habían aprendido a hablar, leer y escribir en holandés.

De manera aleatoria, a los participantes se les proporcionó una dosis baja de alcohol o una bebida de control que no contenía alcohol, antes de conversar con un experimentador en holandés durante unos minutos. La dosis exacta de alcohol varió de acuerdo con el peso corporal de los participantes, pero fue equivalente a (460 ml) de cerveza al 5%, para un macho de 70 kg.

Los investigadores encontraron que los participantes que habían consumido alcohol presentaron calificaciones significativamente mejores, específicamente una mejor pronunciación, en comparación con los participantes que no habían consumido alcohol.

La coautora del estudio, Inge Kersbergen, de la Universidad de Liverpool, expresa: “Nuestro estudio muestra que el consumo moderado de alcohol puede tener efectos beneficiosos en la pronunciación de un idioma extranjero, en personas que recientemente aprendieron ese idioma.”

¿Por qué algunos animales tienen las pupilas verticales, horizontales o circulares?

Los autores del estudio advierten que a pesar de los claros resultados, se debe ser cuidadoso con las implicaciones observadas, al menos hasta que se establezcan las causas de los resultados. Un posible mecanismo podría involucrar la disminución de la ansiedad como efecto del consumo de alcohol, pero se necesita más investigación para probar esta teoría.

El Dr. Fritz Renner, de Departamento de Ciencias Psicológicas de Maastricht y autor principal del estudio, manifiesta: “Es importante señalar que los participantes en este estudio consumieron una dosis baja de alcohol. Niveles más altos de consumo de alcohol podrían no tener los efectos beneficiosos en la pronunciación del idioma extranjero. En otras palabras, este efecto seguramente no sea mejor si aumenta el consumo de alcohol.”

Más en TekCrispy