Congreso Ee Uu Anuncios Politicos

Luego de una serie de noticias de índole político relacionadas una aparente injerencia rusa en los asuntos internos de Estados Unidos, mediante de las principales compañías tecnológicas del país, las consecuencias legales están muy cerca.

El Congreso de ese país anunció un proyecto de ley que pretende regular compañías como Google, Facebook y Twitter, las cuales sirvieron como medio de difusión publicitaria para los agentes rusos durante la campaña electoral y las elecciones presidenciales del 2016, donde resultó electo Donald Trump.

Esta nueva medida buscará regular los anuncios políticos en línea, con la finalidad de saber quién los financia y con qué interés. Llamada Honest Ads Act o ‘Ley de anuncios honestos’, esta ley demandará a empresas como Google, que muestren la información sobre la audiencia potencial de los anuncios que se registran en su plataforma, así como también los datos sobre el autor de la compra y la tarifa que pagó por publicar dicho anuncio.

Por otra parte, estas compañías también deberán almacenar información sobre cualquier individuo o entidad que invierta más de US$ 500 anuales en anuncios con objetivos políticos. Uno de los aspectos más importantes de este proyecto, incluye la obligación de evitar que ciudadanos extranjeros compren este tipo de anuncios directa o indirectamente.

Los artículos de este proyecto legal serán aplicados a las redes sociales o empresas de tecnología que dispongan de más de 50 millones de seguidores, y tendrán la obligación de hacer pública la información detallada sobre los anunciantes. El proyecto de ley ha sido promovido por los senadores Amy Klobuchar y Mark Werner, además del antiguo candidato a la presidencia John McCain.

De ser aprobada esta ley, las plataformas tecnológicas más importantes estarían reguladas bajo los mismos lineamientos utilizados para la publicidad en radio y televisión en la nación norteamericana.

Para bien o para mal, investigadores han creado un nuevo método para crear deepfakes

Anteriormente, supimos gracias a Facebook, que 470 cuentas falsas de la plataforma provenientes de Rusia habían comprado 3.000 anuncios durante las elecciones presidenciales de 2016. Por su parte, Google logró identificar anuncios rusos de índole político en Gmail y YouTube, y Twitter fue utilizada para difundir tweets y mensajes propagandísticos aparentemente financiados por el Kremlin.

Las empresas de tecnología no han manifestado su postura ante este proyecto de ley, mientras que los senadores que impulsaron esta propuesta esperan su apoyo para aprobarla, demostrando la importancia que tiene para Estados Unidos, regular este tipo de plataformas y los anuncios publicitarios que en ellas se exponen.

Más en TekCrispy