Nueva Botnet Fin De Internet

Al menos un millón de empresas y organizaciones de todo el mundo han sido atacadas por una red de bots (botnet) que cuentan con el potencial para “destruir internet”, asegura un grupo de investigadores de seguridad informática.

Según la compañía de seguridad Check Point, se ha detectado una nueva botnet que está utilizando dispositivos de Internet de las Cosas (IoT), principalmente routers y cámaras remotas. En el informe se asegura que el próximo que un “huracán informático está a punto de llegar”, debido a la evolución acelerada de esta botnet, afirmando además:

Es demasiado pronto para saber las intenciones de los autores de la amenaza, pero con los anteriores ataques DDoS de botnet que han buscado destruir Internet, es vital que las organizaciones tomen las previsiones adecuadas.

El año pasado, cuando la botnet ‘Mirai’ se hizo presente, el poder informático de los ordenadores fue aprovechado para eliminar una serie de sitios web estadounidenses fuera de línea, incluyendo Netflix, Twitter y Reddit, a través de ataques de denegación de servicio (DDoS). Unos meses más tarde, una variante de Mirai fue desplegada para desconectar aproximadamente 900.000 routers Deutsche Telekom, dejando a sus usuarios sin Internet.

En esencia, una red de bots de IoT está compuesta por dispositivos inteligentes conectados a la web que están infectados con software malicioso. Con la popularidad del IoT, muchos productos están siendo lanzados al mercado sin la seguridad adecuada, dejándolos vulnerables al ataque.

Acusan a una joven de 21 años por hackear correos de Selena Gomez

Tan solo en el mes de septiembre de 2017, Check Point notó un creciente número de intentos por parte de hackers desconocidos, de explotar varias vulnerabilidades existentes en estos dispositivos. En este sentido, se encontró que el malware estaba siendo utilizado contra cámaras IP inalámbricas de las marcas TP-Link, GoAhead, D-Link, AvTech, Linksys, Netgear, MikroTik, Synology, entre otras.

El pasado mes de julio, un hombre de 29 años admitió haber lanzado un ataque de hacking a Deutsche Telekom y fue condenado en un tribunal alemán a ocho meses de prisión condicional por intento de sabotaje informático comercial. Los culpables y autores de la última red de bots aún siguen siendo desconocidos.

Más en TekCrispy