Astana está uniendo fuerzas con la compañía de inversión Exante para desarrollar la primera criptomoneda de Kazajistán. El anuncio se hizo a través de un memorándum en el que Extante aceptaba cooperar en la expansión de las regulaciones AIFC la cual se relaciona con lo que son activos digitales

Exante es una compañía de servicios de inversión que se especializa en Mercado de Acceso Directo (DMA) una plataforma electrónica que permite a los inversionistas mantener orden en sus libros. La empresa tiene oficinas al menos en siste jurisdicciones como es el caso de Moscú, Dubai, Riga y Chipre. Asimismo tiene muchos proyectos basados en la tecnología Blockchain dentro de su portafolio.

La entrada de Kazajistán dentro del mercado de los criptoactivos estará respaldada por Stasis, la plataforma basada en Blockchain de Exante, y a diferencia de muchos proyectos de esta índole, Stasis de hecho es respaldada a su vez por dinero fiduciario. Esto se realizó para que se pudieran facilitar las transacciones entre criptomonedas y dinero tradicional.

Kazajistán no es el primer país en demostrar interés en lanzar su propia criptomoneda. Durante el verano, Estonia propuso su propia moneda respaldada por el Estado, mientras que Japón se halla en las mismas vías, esperando lanzar en un futuro cercano la moneda J-Coin. Por su parte Rusia planea lanzar el CryptoRuble.

Stasis ha sido descrita como un criptoactivo caracterizado por su transparencia, ya que, es respaldado por activos físicos y fondos fiduciarios. El servicio permite pagos de forma inmediata a una tasa muy baja de comisiones y con una velocidad muy efectiva. La plataforma ya pasó por un proceso de auditoria por parte del gobierno de Kazajistán.

Escribir un comentario