Australia

Las dos cámaras del Estado Australiano aprobaron una legislación presentada el pasado mes de septiembre, lo que significa que los habitantes del país ya no se verán obligados a pagar el impuesto de bienes y servicios (GST) al momento de realizar compras de criptomonedas. La noticia fue publicada en los medios locales.

El controversial doble impuesto que debía cancelarse en Australia era un tema muy discutido, no sólo en el país, sino también a nivel global. La legislación se propuso porque cuando de criptomonedas se trataba, los ciudadanos debían cancelar primero un impuesto al adquirir la moneda en sí, y luego otro más adelante si llegaban a realizar una compra de cualquier tipo y su forma de pago era a través de una criptomoneda.

La ley, que exigía el pago de doble impuesto fue promulgada originalmente en el año 2014, y no pasó mucho tiempo para que aquellas personas involucradas en el mundo de la tecnología comenzaran a criticar la decisión del gobierno. La presión de las masas fue tal que los oficiales de el Estado emitieron una petición para reformar la ley el año pasado.

El Australian Senate Economics Reference Committee propuso una revisión de toda la ley en agosto de este año. La misma, se hizo tomando como punto de partida la propuesta de legislación que había sido emitida por el departamento de tesorería en el mes de mayo.

Tras la decisión tomada la mañana de hoy, la ley expone que a partir del primero de julio de 2018 los bitcoins y cualquier otro tipo de criptomoneda no tendrán el mismo cargo de impuestos que el resto de las divisas. Estas acciones vienen en conjunto con una larga serie de conversaciones de carácter internacional donde se llegó a discutir sobre cuál tipo de impuesto se le impondría a todo lo que son activos basados en tecnología Blockchain, y si era o no necesario establecer medidas de regulación sobre ellos.