Nueva Vulnerabilidad Redes Wi Fi

El día de ayer se pudo conocer una nueva vulnerabilidad en el protocolo de seguridad WPA2, que dejaría expuestas a todas las redes inalámbricas que cuenten con esta característica. El ataque puede llevarse a cabo través de un proceso conocido como KRACK (Key Reinstallation Attack), que funciona contra una gran cantidad de redes Wi-Fi en la actualidad.

En este sentido, un hacker puede acceder a tus datos e información privada en los equipos que hagan uso de dicha red inalámbrica, e incluso pueden modificarla en muchos casos. Es normal que ante una noticia como esta, exista cierta confusión en relación a lo que debes hacer para evitar que roben tus datos con las redes Wi-Fi.

Lo primero que debes tener en cuenta no es tan probable que todas las personas sufran este ataque debido a que el hacker debe estar muy cerca de la red Wi-Fi. Sin embargo, para no quedarnos de brazos cruzados y evitar ser parte de las estadísticas negativas, a continuación te ofrecemos algunos consejos para mantenerte a salvo.

Actualiza cuanto antes

La mejor manera de evitar que esta vulnerabilidad sea aprovechada en tu red Wi-Fi es actualizando todos tus dispositivos que utilicen esta conexión, lo que quiere decir que desde tu Smartphone, el router que envía la señal, hasta cualquier dispositivo inteligente que tengas, debe ser actualizado. El problema podría presentarse si aún no existen actualizaciones disponibles para algunos de ellos.

Afortunadamente, Windows y Apple han tomado la delantera junto a otras compañías, y han lanzado soluciones a este problema a través de sus más recientes actualizaciones. La recomendación se mantiene: actualizar cuanto antes.

Utiliza una red VPN

Las redes privadas virtuales (VPN, por sus siglas en inglés), son de uso común en nuestro día a día, siendo obligatorias en muchos casos donde los servicios están restringidos para cierta ubicación. Si alguna vez has intentado ver una serie en alguna plataforma multimedia que solo ha salido en Estados Unidos pero no en tu país, entenderás de qué te hablamos.

Al dirigir tu tráfico en línea mediante una VPN evitarás ser afectado por la vulnerabilidad de la red Wi-Fi. A pesar de no ser una opción mala, no es la mejor dada la complejidad de aplicarla para los usuarios. Sin embargo, cualquier persona con conocimientos medios en informática bien podría usar una VPN sin problemas.

Haz de cuenta que el Wi-Fi no existe

Esta es la medida más extrema, y consiste en olvidarse del Wi-Fi hasta que las soluciones para combatir este problema se hagan presentes de forma masiva. Sin embargo, es una opción que está lejos de las posibilidades de muchos, debido al amplio uso que le damos a Internet diariamente. Como alternativa, surgen los planes de datos móviles que proporcionan las operadoras de telefonía, y que cada vez son más amplios en sus ofertas.

Si no puedes dejar de conectarte a tu Wi-Fi, nuestra recomendación es al menos evitar conectarte a redes públicas. Si habitualmente ya existen riesgos al conectarte a ellas, con esta nueva vulnerabilidad sus riesgos aumentan.