De acuerdo a cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por su siglas en inglés), la producción mundial de trigo estimada para 2017 sobrepasa las 750 millones de toneladas, marcando una cifra récord.

Aunque este anuncio puede parecer apropiado, la verdad es que para satisfacer la creciente demanda de alimentos, debido al crecimiento de la población global pronosticada, la producción de trigo debe aumentar en un 60% en los próximos 30 años. Estas proyecciones de los niveles de producción de trigo, revelan una necesidad urgente de desarrollar nuevos enfoques y aplicar técnicas inéditas, a fin de lograr esa ambiciosa y necesaria meta.

En este entorno, un grupo de investigadores de la Universidad de Adelaida en Australia, han realizado un estudio cuyo resultado puede generar un aporte importante en la producción mundial del trigo.

Con su trabajo, los científicos lograron identificar un gen natural del trigo que, al ser desactivado, elimina la particular auto-polinización del trigo y permite la polinización cruzada, lo que abre el camino para la cría de trigos híbridos de alto rendimiento.

El Dr. Ryan Whitford, líder del Programa de Trigo Híbrido de la Escuela de Agricultura, Alimentación y Vino de UA, comenta: “A fin de satisfacer la demanda pronosticada, una de las opciones más prometedoras es que los agricultores cultiven variedades de trigo híbrido, los cuales pueden aportar entre un 10 a 15 % de aumento de rendimiento, en relación con las variedades de cría convencional que se encuentran actualmente en el mercado”.

Es previsible que las variedades híbridas de trigo ofrezcan un mejor desempeño en las zonas de cultivo con mayor rendimiento y alta pluviosidad, pero también podrían proporcionar estabilidad de rendimiento mejorada en las regiones en crecimiento más desafiantes.

Los trigos híbridos son el resultado del cruce entre dos líneas cuidadosamente seleccionadas de trigo puro. Sin embargo, la dificultad de producir trigo híbrido está en la reproducción y la multiplicación comercial de la semilla híbrida; esto se debe a que el trigo es un auto-polinizador, pero la producción de semillas híbridas requiere polinización cruzada a gran escala.

Los investigadores señalan que, a pesar que los híbridos son ampliamente utilizados en otros cereales como el maíz y el arroz, el desarrollo de un sistema híbrido viable para el trigo, ha sido un desafío debido a la complejidad de su genoma.

Pero gracias a esta investigación se ha identificado un gen necesario para la polinización cruzada en el trigo, que puede ser utilizado en la producción a gran escala y de bajo costo de líneas de reproducción parentales necesarias para la producción híbrida de semillas de trigo.

Finalmente, expresan los autores del estudio, este gen de polinización identificado, es el paso clave para el desarrollo de una tecnología que podría aumentar dramáticamente la eficiencia de la producción híbrida de semillas de trigo.

Más en TekCrispy