Costa Rica Comunicado Advertencia Criptomonedas

A pesar de que la adopción de las criptomonedas y la tecnología Blockchain en Costa Rica no ha sido la de mayor crecimiento en la región, sus ciudadanos han mostrado un interés creciente por el uso de estas herramientas. De la misma manera, se está manifestando el interés de las autoridades financieras de la nación sobre este tema.

El Banco Central de Costa Rica (BCCR) ha emitido un comunicado donde establece su posición ante las transacciones con criptomonedas. Se trata de la primera declaración de la institución sobre estos activos de manera pública.

En la publicación se afirma que el BCCR, junto a sus Órganos de Desconcentración Máxima, establece el desapego total de los organismos del Estado en la responsabilidad y administración de operaciones con criptomonedas, dejando a los ciudadanos utilizarlos bajo su propio riesgo.

Ante la ausencia de un marco legal para esta nueva tecnología financiera, el BCCR ha emitido la misma posición que otros bancos centrales a escala global debido al impacto del Bitcoin, y se apoya en delimitar estos activos bajo la ley tradicional de divisas del país. En este sentido, su referencia es la Ley Orgánica del Banco Central, donde el colón se reconoce como la única moneda legal en Costa Rica.

Sin embargo, a pesar de que se trata de una advertencia con un tono regulador, la publicación afirma que los usuarios pueden realizar operaciones con criptomonedas siempre y cuando no violen la regulación sobre lavado de dinero y financiamiento al terrorismo vigente en el país.

Aclarando estos datos legales, el BCCR dedica un pequeño espacio de su comunicado para el tema de la inversión de sus ciudadanos en las criptomonedas, y afirma lo siguiente:

Por último, toda persona que adquiera este tipo de activos digitales, ya sea como forma de ahorro o con el interés de usarlo como medio de pago y aquellos que lo acepten con esa función en transacciones comerciales, también lo harán bajo su propia cuenta y riesgo, advirtiendo de que estarán incurriendo en operaciones no contempladas por las regulaciones bancarias ni por los mecanismos de pago autorizados por el Banco Central de Costa Rica.

Este anuncio no es de extrañar, si se tiene en cuenta que recientemente la nación fue testigo de la instalación de su primer cajero Bitcoin, el cual fue un llamado de atención a sus autoridades con respecto de la creciente adopción de las criptomonedas en Latinoamérica.