Nvidia Coches Autonomos Chip

El día de ayer, la compañía NVIDIA anunció la llegada de su nuevo sistema Pegasus, que representa la evolución de su plataforma Drive PX, y que permitirá desarrollar coches totalmente autónomos, es decir, lo que la industria ha definido en su escala como nivel 5. Este chip incluso permitirá desarrollar coches sin volantes, pedales o espejos, junto con los algoritmos respectivos.

Según NVIDIA, esta tercera generación de Drive PX puede ejecutar hasta 320 billones de operaciones por segundo, 10 veces más que su versión anterior. Para las compañías fabricantes de coches, este sistema llegará a mitad del 2018.

Por su parte, la compañía de transporte y logística DHL, en alianza con ZF, distribuirán una flota de camiones autónomos en 2019, apoyándose en este nuevo sistema, afirmó NVIDIA con motivo de su anuncio. En la actualidad, varios fabricantes de coches pueden ofrecer una conducción autónoma de nivel 2, un nivel que de momento se aleja de la independencia total.

Sin embargo, muchos de ellos ya creen poder avanzar directamente hacia el nivel 5, que si logra ofrecer coches con plena autonomía en la conducción en todo el mundo. A pesar de estos avances, aún quedan algunos retos que las empresas deben superar para convertir a estos coches en los vehículos estándar. Uno de estos retos es la regulación, que prácticamente no existe en muchos mercados.

De la misma manera, los costes de producción siguen siendo elevados para integrar estos sistemas en coches económicos y más populares. Al igual que NVIDIA, otras compañías como Bosch, Qualcomm e Intel, actualmente trabajan en el desarrollo de soluciones para el sector de la conducción autónoma.

Este nuevo anuncio de NVIDIA representa el ascenso de la compañía por encima de las demás propuestas actuales. Sin embargo, no dudamos que pronto aparezca una respuesta de parte de las demás empresas, que actualmente trabajan con la colaboración de gigantes como BMW o Daimler.

Más en TekCrispy