Google Project Loon

Las personas afectadas por el huracán María en Puerto Rico verán globos aerostáticos en el cielo muy pronto. No se trata de globos comunes, ya que Project Loon, parte de la compañía de Google, Alphabet, pueden ofrecer conexión a Internet y servicio de telefonía móvil a los usuarios a través de sus globos.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés), le ha dado a Project Loon una licencia de tipo experimental para ofrecer servicio móvil a Puerto Rico. La compañía había evaluado la posibilidad de contribuir con los afectados por el huracán hace una semana.

Sin embargo, a pesar de que cuenta con autorización para operar en la isla, no es posible ver los resultados hasta que la empresa pueda encontrar un proveedor de telecomunicaciones a través del cual pueda integrar su tecnología móvil a la red. Un portavoz del grupo comentó:

Estamos agradecidos de recibir el apoyo que hemos recibido de parte del FCC y las autoridades de Puerto Rico mientras averiguamos si es posible utilizar los globos Loon para traer conectividad a la isla en su momento de necesidad.

Asimismo, el portavoz de Alphabet expresó que para poder brindar una señal a los dispositivos de los ciudadanos puertorriqueños, los globos Loon requieren estar integrados con una red, es decir, no pueden hacerlo por sí mismos. Afirmó que han estado avanzando en este sentido y agradeció con todos aquellos que han brindado su apoyo a la compañía para tal fin.

La compañía madre de Google lanzó Project Loon en el año 2013 con el objetivo de ofrecer conexión a Internet a todo el mundo, especialmente en áreas rurales y foráneas en las cuales las personas normalmente no acceden a la red. Para funcionar, estos globos requieren de conexión inalámbrica de algún proveedor de telecomunicaciones, cuya señal se transmite al globo más cercano, y de allí a los demás globos Loon. Cuando la señal de Internet se encuentra en la red de Project Loon, la compañía envía la señal otra vez a los usuarios.

Los globos están diseñados para soportar las condiciones climáticas y soportar temperaturas y vientos con velocidades de hasta 100 km/h. Esto es posible gracias a sus capas de polietileno y el tamaño de cada globo es similar al de una cancha de tenis.

No es la primera vez que Project Loon utiliza sus globos para ayudar a las personas afectadas por un desastre natural. En mayo de este año emprendió las mismas acciones en Perú, donde las inundaciones y los derrumbes de tierra hicieron estrago. Project Loon suministró más de 160 GB de datos a ciudadanos en un sector de 40.000 km, lo que equivale a 30 millones de mensajes Whatsapp o 2 millones de correos electrónicos, según la compañía.