Si eres un usuario activo de las aplicaciones de mensajería instantánea, seguramente estarás bastante familiarizado con el uso de los emojis. Estos simpáticos ideogramas originarios de Japón son utilizados regularmente para manifestar emociones, estados de ánimo, acciones y muchas otras expresiones de una manera simple y sugestiva.

Aunque su diseño es bastante simple, tienen un gran potencial de uso y aunque te parezca extraño, pueden ser usados de maneras  sorprendentes; te mostramos 5 formas poco convencionales de utilizar emojis.

1.- Emojify: Un reductor de URL basado en emojis

Los reductores de URL son una excelente manera de reducir esos largos enlaces de páginas web y hacerlos fácilmente visibles. Emojify es quizás el más reductor de enlaces más memorable de todos, ya que utiliza un emojis para hacerlo.

Copia o escribe cualquier dirección web en el cuadro del sitio y haz clic en Acortar (Shorten). El resultado es una lista de diferentes opciones de emoji para compartir con otros. Si conoce los significados de emojis, es una buena manera de compartir una URL acortada.

2.- Domainoji: Crear dominios web basados en emojis

¿Sabías que puedes registrar un nombre de dominio hecho con emojis? Es un poco extraño, pero es verdad; además es sorprendentemente fácil. Aunque debes saber que no tendrás un dominio de nivel superior con el sufijo “.com”, la única opción es la extensión disponible es “.ws”.

Registrar un dominio basado en emoji es un poco difícil y técnico, pero Domainoji hace que el proceso sea simple. Utiliza emojis (y caracteres alfanuméricos si lo deseas) para establecer el nombre de dominio; simplemente sigue los pasos para registrarlo. El resultado será indexado por los motores de búsqueda, sólo asegúrate de usar emojis universales, no los de una plataforma específica.

3.- Emoji Brush: Crea una obra maestra con emojis

Si con los GIF se puede hacer arte, ¿por qué no con los emojis? Emoji Brush te permite crear tu propia obra maestra con emojis. Si bien suena extraño, debes saber que ya existe un buen número de obras basadas en emojis expuestas en galerías.

Desde la paleta en la parte superior, elije el color que deseas para tu pincel. Haz clic y mueve el ratón para dibujar. Pero en lugar del color sólido, Emoji Brush hará tus trazos con emojis del color que elijas. Es bastante fresco y se ve mejor de lo que habría pensado.

Cuanto más rápido muevas el pincel, más grandes serán los emojis. Puedes utilizar “Ctrl + Z” en cualquier trazo del pincel para deshacerlo; al culminar, tu obra final se puede guardar en el disco y compartirla.

4.- Emoji Party: Un experimento alucinante

Describir este sitio resulta un poco difícil, se trata de un lienzo audiovisual personalizable de emojis, flotando y moviéndose, haciendo zoom y formando una especie de onda, todo bajo un ritmo musical  electrónico.

Mientras que la pantalla completa hace su cosa, a la derecha, verás un pequeño panel de emojis. Selecciona cualquiera para añadirlo a la pantalla. Añade tantos como quieras, y deja que la fiesta continúe.

Cada emoji parece tener su propio perfil de sonido. Haga clic en el emoji en la pantalla para activar ese sonido, añadiendo capas al fondo. Es casi como si fueras un DJ, un extraño DJ.

5.- EmojiCode: Un lenguaje de programación basado en emojis

Los creadores de esta propuesta opinan que la programación no era lo suficientemente difícil o universal, por lo que fundaron Emojicode, es un lenguaje de programación de código abierto, de alto nivel y orientado a objetos que consiste en emojis. No creas que es una broma, es realmente un lenguaje de programación realmente funcional.

Naturalmente, algunas personas no le encuentran utilidad a esto, pero ese no es el punto. Algo como EmojiCode se lleva a cabo por la más pura de las razones nerd, simplemente “porque podemos”.