2017104222522 1

Se ha vuelto costumbre que encontremos con consolas y smartphones rotos, sin embargo, la Nintendo World Store, ubicada en la ciudad de Nueva York expone una de sus consolas más curiosas , la cual es nada más y nada menos que una Game Boy muy deteriorada debido a su exposición al fuego y que todavía funciona.

Esta Game Boy perteneció a un soldado americano que participó en la Primera Guerra del Golfo entre 1990 y 1991 y se encontró en medio de un bombardeo por parte de las tropas iraquíes lideradas por Saddam Hussein. En las fotos se puede apreciar el estado de la carcasa, la cual esta deformada y muy quemada, sin embargo, 25 años luego de que este acontecimiento tuviese lugar, la consola parece funcionar perfectamente.

Nintendo ha colocado la típica tarjeta explicativa al lado de la consola, la cual explica el estado en el que esta, donde fue encontrada y asegura que todavía funciona. La consola utiliza un cable de alimentación, la cual la mantiene activa todo el tiempo, además podemos apreciar que reproduce Tetris, el juego que fue lanzado junto con la consola.  El hecho de que la pantalla sobreviviera su pudiera deber a que el LCD es un cristal liquido muy resistente al calor.

Ha pasado mucho tiempo desde que se dio a conocer esta noticia, sin embargo, la consola sigue en su vitrina en la tienda de Nintendo, la cual está ubicada en el Rockefeller Center de Nueva York, por lo que los fanáticos de la compañía que visiten la ciudad pueden entrar y apreciar la consola.

Si bien los sucesos que la acompañan son horribles, la Game Boy queda como un recuerdo de este acontecimiento histórico y aunque el dueño de esta consola no se conocerá nunca, queda esta consola como recuerdo de los horribles sucesos que le toco vivir.

Más en TekCrispy