Sistema Identidad Ciudadana Blockchain

El día de ayer se pudo conocer que la administración Trump está explorando alternativas a los medios convencionales de registro de identidad: los números de Seguro Social.

El asistente especial del presidente y coordinador de seguridad informática de la Casa Blanca, Rob Joyce, dijo con motivo de una conferencia informática en Washington que el sistema de identidad actual en Estados Unidos está obsoleto. En este sentido, afirmó:

Creo firmemente que el número de Seguridad Social ha dejado de ser útil. Cada vez que usamos el número de seguro social, lo pones en riesgo.

En vista de que 143 millones de clientes de la firma Equifax Inc, se vieron afectados por un ataque de seguridad informática donde se expusieron datos sensibles de los ciudadanos como sus números de Seguridad Social, la seguridad del sistema de registro de identidad estadounidense se ha visto cuestionada. Por ello, el gobierno de Trump está desplegando esfuerzos para encontrar un reemplazo adecuado, exponiendo sus debilidades.

Al comparecer ante la Comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, en un esfuerzo por explicar el ataque de hacking ocurrido en Equifax, su CEO, Richard Smith, se enfrentó a preguntas sobre la escala del robo de datos y por qué los ejecutivos de Equifax no actuaron rápidamente para divulgar la información.

Días después del ataque, tres directivos de la compañía vendieron acciones por el valor de US$ 2 millones, sin embargo, afirmaron que no tenían conocimiento del ataque. Smith señaló que el hecho de que los hackers apunten a los números de Seguro Social es la evidencia de su vulnerabilidad. Afirmó además:

El concepto de que un número de Seguro Social en este entorno es privado y seguro es obsoleto. Creo que ya es hora de pensar más allá de eso como país. ¿Cuál es la mejor manera de identificar a los consumidores en nuestro país de manera segura?

Por su parte, Joyce indicó que un mejor sistema incluiría la implementación de un “moderno identificador criptográfico”, y añadió que su número de Seguro Social ha sido comprometido por lo menos cuatro veces.

Joseph Lorenzo, jefe de tecnología del Centro para la Democracia y la Tecnología de Washington, describió un sistema en el que un “token físico”, incrustado en una clave privada, podría ser emitido a los ciudadanos junto con un PIN. Esto les permitiría a las personas establecer que son quienes dicen ser, de la misma manera que con una tarjeta de débito.

Bob Stasio, miembro del Proyecto Truman de Seguridad Nacional y ex jefe de operaciones del Centro de Operaciones Cibernéticas de la Agencia de Seguridad Nacional, señaló que la tecnología Blockchain es un medio para crear números que son matemáticamente imposibles de replicar maliciosamente. En este sentido, afirmó:

En lugar de confiar en un sistema numérico implementado en 1936, la tecnología Blockchain puede proporcionar un método de transacción, identificación y validación mucho más eficiente y matemáticamente sólido.

Un cambio hacia un enfoque más moderno en este sistema de identificación ciudadana implicaría el apoyo del Congreso. Marc Rotenberg, CEO de Electronic Privacy Information Center en Washington, afirmó que para lograr un cambio como este, se requiere modificar muchas leyes existentes, incluyendo audiencias para estudiar las consecuencias de la aplicación de esta tecnología.

Para dar el paso hacia un cambio progresivo del sistema de identificación nacional en Estados Unidos, es probable que el proceso involucre pruebas de concepto junto con debates exhaustivos entre los legisladores para afinar el sistema y las políticas antes de una distribución masiva. Aun así, esta posibilidad representa un gran paso de la sociedad hacia una tecnología de identificación emitida por el gobierno y respaldad por Blockchain.