Crimea Ordenadores Minar Bitcoins

El presidente del Comité Anticorrupción de la República de Crimea, Alexander Akshatin, dijo en una conferencia de prensa la semana pasada, que dos empleados del Consejo de Ministros fueron capturados utilizando ordenadores del gobierno para minar bitcoins.

Así lo informó RIA Novosti, quien además reveló que uno de ellos era el jefe del Departamento de Tecnología y el otro del Departamento de Hardware y Soporte Técnico. Ambos fueron despedidos.

Minar bitcoins en ordenadores gubernamentales

Con motivo del anuncio, Akshatin reveló que los hombres:

Pusieron software malicioso en el servidor del gobierno de Crimea, que abrió el acceso a la información almacenada en él. Simultáneamente, también se utilizaron más de una docena de ordenadores en el sótano del edificio que otorgaron este mismo acceso.

Akshatin detalló que su comité y el Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB) fueron capaces de investigar las actividades de los empleados del Consejo de Ministros a tiempo y posteriormente los despidieron antes de que tuvieran tiempo de retirar el dinero. En cuanto a la cantidad que pudieron minar los empleados, Akshatin afirmó que menos de un Bitcoin.

De igual forma, expresó que los hombres no creyeron que había nada malo en minar bitcoins desde tales ordenadores, por lo que piensa que sus despidos enviarán un mensaje claro a los demás empleados sobre lo que podría pasarles si deciden emprender acciones similares.

Criptomonedas en Crimea

En julio, el viceministro de Finanzas ruso Alexei Moiseev, afirmó que el ministerio estaba dispuesto a considerar permitir la circulación de criptomonedas en Crimea con el fin de estimular el turismo extranjero. Moiseev fue citado por Tass afirmando:

La gente dice, vamos a prohibir las criptomonedas (…) no funcionará. La gente continuará usando Bitcoins en un café como efectivo.

El asesor de Internet del presidente Vladimir Putin, Dmitry Marinichev, también propuso que se permitiera el uso de las criptomonedas en Crimea. Él afirmó en febrero que el establecimiento de las casas de cambio de criptomonedas en Crimea atraería nuevas inversiones a la región.