Fraude

Una corte griega autorizó el día de ayer una extradición a los Estados Unidos a un sospechoso que también estaba siendo buscado en Moscú. Los cargos que se presentaron eran por sospechas que involucraban billones de dólares en un operaciones fraudulentas con Bitcoins.

Alexander Vinnik es la mente maestra detrás de un negocio de lavado de dinero donde estaban en juego al menos 4 millones de dólares en Bitcoins, Vinnik es uno de los otros siete sospechosos rusos arrestados o inculpados a nivel mundial por las autoridades Estadounidenses a cargo de crímenes cibernéticos.

Desde su arresto, el pasado mes de julio  en una villa ubicada en las playas al norte de Grecia, Rusia también ha pedido que Vinnik sea regresado a casa. Una medida que ya se había aplicado a otros criminales solicitados por el gobierno de Estados Unidos.

Vinnik apeló la decisión de la corte, sin embargo los cargos de las autoridades lo vinculan a negocios de cambio de BTC para facilitar crímenes que van desde hackeo de computadoras hasta tráfico de drogas. Todo se viene registrando desde el 2011.

Asimismo, Vinnink está siendo vinculado al fraude de Mt. Gox, un exchange de bitcoins japonés que colapsó en 2014 después de ser víctima de un hackeo. Se argumenta que Vinnik obtuvo fondos a partir del hackeo, e hizo lavados de dinero a través de BTC-e y Tradehill, el segundo es un exchange en San Francisco, propiedad de Vinnink.

De ser extraditado a los Estados Unidos, Vinnink enfrentaría una condena de hasta 55 años a prisión, sin embargo por ahora, Vinnink niega todos los cargos puestos en su contra, ya que afirma que el trabajaba como consultor en BTC-e y no era un operador directo.

Por ahora no se ha agrandado una fecha para la audiencia del gobierno de Rusia en donde se discutiría la extradición de Vinnik a su país de origen bajo menos cargos de fraude, acusaciones que Vinnik también ha estado negando, pero si aceptaría la opción de ser regresado a Rusia. El argumento de los abogados de Vinnik para solicitar apelaciones es el hecho de que no hay evidencias suficientes para las probar las acusaciones realizadas.