Amazon Politica Devoluciones Robo

Leah Finan y Erin Finan han sido los responsables de protagonizar una historia donde el robo, el lavado de dinero y el comercio online se fusionaron, para permitir a esta pareja engañar a las autoridades mediante la plataforma de Amazon. Ambos estadounidenses engañaron al gigante del comercio online y se hicieron con US$ 1,2 millones de dólares, todo ello sin que la compañía tan siquiera sospechara.

Desde ya, muchos expertos han catalogado este robo como el más grande perpetrado en el comercio online. De hecho, fue tan grande el operativo desplegado que llamó la atención de las autoridades, sin embargo, Amazon no se enteró del fraude.

Solicitar la devolución de un producto y nunca devolverlo

La política de devoluciones de Amazon fue el objetivo de los Finan para su gran acto fraudulento. Si alguna vez te viste en la necesidad de cambiar un producto en Amazon, sabrás que se trata de un mecanismo altamente generoso, ya que siempre que devuelves un producto obtienes a cambio su reembolso o uno totalmente nuevo.

La pareja entendía muy bien este mecanismo, y pensó en avanzar, sabiendo que Amazon envía el nuevo producto sin comprobar que el producto defectuoso llegó a su almacén, es decir, no investigan si el artículo realmente está en mal estado antes de enviar el nuevo.

De esta forma, los Finan desplegaron su esfuerzo para explotar este error, creando decenas de identidades falsas y comprando miles de productos online sin que Amazon rastreara la información. Una vez con los productos en su poder, la pareja solicitaba la devolución de los artículos a Amazon pero nunca los enviaban de vuelta. De esta forma, obtenían dos artículos sin esfuerzo.

Reventa de los productos

La pareja contactó a un tercer estafador para cometer el delito. Danijal Glumac es su nombre, y fue el responsable de encontrar la manera de vender los productos obtenidos por los Finan, basándose en una compañía desconocida con sede en Nueva York. De hecho, no se sabe quién compró los productos, pero la operación generó alrededor de US$ 1,2 millones, US$ 500 mil para Danijal y US$ 700 para los Finan.

La Autoridad Fiscal observa

Con la colaboración de la Policía, el Servicio de Impuestos de Estados Unidos logró detectar la gran cantidad de dinero que estaba siendo lavado por la pareja, y emprendió una investigación para tener la certeza del acto delictivo. En efecto, así fue, y los responsables del fraude fueron condenados a indemnizar a Amazon por el valor total de lo que se robaron, debiendo pagar US$ 500 mil adicionales de multa y enfrentarse a un proceso judicial que podría terminar con 20 años de cárcel para cada uno.