Kfw Papel Comercial Blockchain

El banco alemán KfW, fundado en el año 1948, anunció que ha emitido su primer papel comercial y lo ha distribuido mediante la tecnología Blockchain, con la colaboración de la gigante financiera CommerzBank, y que fue vendido a un gestor de activos de gran importancia como parte de los ensayos para nuevas aplicaciones en el mercado de valores.

Esta iniciativa representa una primera prueba para poner en marcha los títulos valores, mediante la cual se logró iniciar de forma exitosa la colocación, sin necesidad de acudir a un intermediario, como un agente de pagos, según confirmaron los participantes involucrados en esta operación.

Este ensayo fue apoyado por la plataforma Blockchain de R3 Corda, con el fin de replicar las condiciones de registro y emisión, elementos esenciales de la transacción. Para lograrlo, se logró reducir según fue necesaria la cantidad de intermediarios requeridos usualmente, mientras que también se logró replicar la transacción a través de Blockchain en tiempo real.

Comparado con el procedimiento tradicional para emitir y colocar un instrumento de estas características, KfW concretó el registro de órdenes inmediatamente, si se tiene en cuenta que normalmente requiere 2 días. El título creado por parte de KfW tiene un límite de vencimiento de 5 días.

No es aberrado decir que este ensayo siembra un precedente de gran interés que puede influir positivamente en la industria creada alrededor de los negocios con papeles de renta fija o variable. Commerzbank, entidad involucrada en el proyecto, ha trabajado en aplicaciones de la tecnología Blockchain en el sector bancario junto a R3 desde el 2015.

Las compañías involucradas en el proyecto afirman que gracias a la simulación de los elementos esenciales de una transacción abierta de mercado, se trata de un logro de gran alcance para la puesta en marcha de la emisión y la negociación de valores a través del uso de una plataforma de contabilidad distribuida.

Con registro de operaciones en tan poco tiempo, KfW ofrece un mayor nivel de seguridad y ofrece mayores facilidades de capital en el proceso de negociación de instrumentos financieros, en especial con los papeles con estructuras simples.