La gripe representa un problema de salud pública que afecta a millones de personas y provoca unas 500 mil muertes al año; por eso es urgente el desarrollo de nuevas terapias y mecanismos de acción, que prevengan nuevas pandemias y la aparición de virus emergentes. En atención a esa urgencia, un grupo de científicos del Instituto de Investigación Scripps y de la empresa farmacéutica Janssen Research & Development, ha ideado moléculas de péptidos artificiales que neutralizan una amplia gama de cepas de virus de la gripe.

Los péptidos son cadenas cortas de aminoácidos, como las proteínas, pero con estructuras más pequeñas y más simples. En el trabajo llevado a cabo por los investigadores, se desarrollaron unos péptidos artificiales que bloquean la actividad de la mayoría de las cepas circulantes del virus del grupo 1 de la gripe A, incluyendo H5N1, una cepa de la gripe aviar que ha causado cientos de infecciones y muertes humanas en Asia, y la cepa H1N1 que causó una pandemia mundial en 2009 – 2010.

El equipo se inspiró en dos súper anticuerpos recientemente descubiertos, que se distinguen por ser ampliamente neutralizantes, conocidos como FI6v3 y CR9114. Con base en el conocimiento adquirido a partir del análisis estructural de estos anticuerpos, los investigadores fueron capaces de diseñar péptidos que se pueden unir al virus de la gripe de una manera similar.

Después de varias rondas de diseño molecular y síntesis, pruebas de unión al virus y evaluación estructural a nivel atómico, el equipo desarrolló cuatro péptidos con estructuras circulares “cíclicas” que funcionaban bien como posibles moléculas bloqueadoras de la gripe.

El coautor del estudio, Dr. Rameshwar U. Kadam, del Departamento de Biología Estructural y Computacional Integrativa de Scripps señala: “Estos péptidos tienen estabilidad a fármacos y serán buenos candidatos para realizar nuevas pruebas de eficacia antiviral en modelos animales”

Los péptidos se adhieren a un sitio conocido como el surco del vástago hidrofóbico en la parte inferior de la hemaglutinina de la proteína que se encuentra en la envoltura principal del virus de la gripe.

La estructura molecular en este sitio no tiende a variar mucho entre las cepas de la gripe, porque desempeña un papel crucial en un proceso de cambio de forma que permite al virus penetrar en la célula huésped e iniciar la infección.

Las evaluaciones estructurales encontraron que los péptidos impiden este cambio de forma y, de este modo, impiden la penetración de la célula huésped.

Además de tener un alto costo, los anticuerpos deben ser administrados a través de una inyección o una infusión. Sin embargo, basados en los resultados obtenidos en este estudio, los investigadores esperan dispensar los péptidos en forma de píldora.