Elon Musk Viajes 1 Hora

Durante mucho tiempo, Elon Musk y el equipo de SpaceX, su compañía, han perseguido un solo propósito: crear cohetes espaciales y reutilizables que puedan despegar, volar y aterrizar sobre la superficie terrestre. Ese objetivo es entendible si se tiene en cuenta que al reutilizarse los cohetes espaciales los costes de las misiones se reducirán y, por ende, la cantidad de misiones espaciales completadas aumentará anualmente.

De momento, el CEO de SpaceX ha planteado el uso de esa tecnología para un propósito: transportar mercancías y personas a cualquier ciudad o ubicación del mundo a través de los cohetes fabricados por la compañía. Lo que pudiera parecer más increíble de todo es que estos viajes podrían tener tan solo una hora de duración, según Musk.

El también fundador de Tesla Motors ha dicho que el sistema de transporte antes mencionado cubrirá rutas como Nueva York – Shangai en apenas 39 minutos. Sabemos que un avión requiere de al menos 15 horas de viaje para completar tal recorrido.

Estas gafas inteligentes permiten a personas con discapacidad auditiva ver subtítulos durante una obra de teatro

En un video realizado por el equipo de SpaceX, se puede apreciar que un grupo de personas se están desplazando a una plataforma de despegue en el mar, ingresan al interior del cohete, llamado BFR, suben a la órbita terrestre, y luego de 39 minutos están en Shangai.

BFR significa Big Fucking Rocket o ‘Cohete Jodidamente Grande’, y son los mismos cohetes que Elon Musk junto al equipo de SpaceX han creado para cubrir los viajes que se pretenden hacer en el futuro entre la Tierra y Marte. De hecho, se espera que dicho hito sea logrado en 2024, y que los cohetes alcancen velocidades de hasta 27.000 km/h.

Quizá el problema más grande al que se tenga que enfrentar Elon Musk y el equipo de SpaceX es al de la confiabilidad y la seguridad. Por ejemplo, los Falcon 9 de la compañía han despegado y aterrizado exitosamente en varias oportunidades, pero también han explotado y presentado problemas con el aterrizaje. Por fortuna, SpaceX aún tiene 6 años para optimizar sus sistemas y convencer al mundo de que estos viajes son posibles como una alternativa al transporte tradicional.

Más en TekCrispy