Farmville 300x229

El Royal Bank de Canadá, (RBC) es el banco más grande de todo el país, y actualmente están trabajando con tecnología blockchain para realizar todas lo que son transferencias desde y hacia los Estados Unidos.

La plataforma fue diseñada con la tecnología del consorcio Hyperledger, el nuevo sistema como tal fue desarrollado hace una semana como una nueva barrera dentro de los sistemas de pago en la plataforma del Royal Bank

El Vice Presidente ejecutivo del banco, Martin Wildberger le explicó a Reuters que lo que el llama como el shadow ledger, le permite al banco realizar un monitoreo de los pagos en tiempo real. Se puede mantener una observación desde que el dinero se traslada desde un banco en Estados Unidos hasta que llega a su destino en Canadá. Todo también incluye una serie de beneficios que incluyen transacciones más sencillas a costos bajos.

La plataforma pasó por un período de prueba que duró aproximadamente seis meses, en un laboratorio especializado en Blockchain ubicado en la ciudad de Toronto. En ese establecimiento se le permite al banco realizar todas las pruebas que necesiten sin la necesidad de hacer alteraciones permanentes en su sistema.

Wildeberg comentó el trasfondo de la idea de la siguiente forma:

Queríamos probar el Shadow Ledger como una forma de demostrar que estamos muy al corriente de las nuevas tecnologías, pero al mismo tiempo dejando claro que este tipo de innovaciones siguen siendo muy nuevas y requieren un tiempo considerable de aceptación

Continuó la idea manifestando que explorar la tecnología le permitirá al banco experimentar el uso de Blockchain les permitirá lograr avances en usos particulares, como es el caso de pagos digitales y mejoras en la seguridad de sus tarjetas. Incluso se espera que en un futuro se puedan hacer contratos digitales respaldados en Blockchain.

En mayo, el Royal Bank había expresado que hay muchas trabas en el proceso de adopción del Blockchain dentro de la industria bancaria, pero esperan que el potencial de las tecnologías pueda marcar su lugar en todo lo que es el sistema de pagos en un futuro.