Entre la clase global de metales y elementos, el aluminio ocupa un lugar destacado en la lista de los más maleables y dúctiles. Es valioso por ser relativamente ligero, resistir la corrosión y carecer de propiedades magnéticas, por lo que es un elemento práctico para múltiples propósitos.

El aluminio está entre los elementos más versátiles, resiste daños causados ​​por calentamiento, haciéndolo adecuado para su uso en equipos y componentes conductores de calor. Bajo presión, el aluminio se dobla y se tuerce, en lugar de astillarse y romperse, convirtiéndolo en una opción práctica y popular para fortificar materiales frágiles.

El metal más resistente al desgaste del mundo es una aleación de platino y oro

Estas características han hecho del aluminio un elemento de uso cotidiano en nuestras vidas, asumiendo discretamente un papel importante en nuestra rutina habitual. Sin embargo, un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Utah (USU) y la Universidad Federal del Sur (SFU) en Rusia, han diseñado un tipo de aluminio mejorado, que muestra, entre otras propiedades, una densidad extremadamente baja, al punto de ser más ligero que el agua.

Utilizando un modelo computacional, los investigadores diseñaron una nueva forma cristalina ultraligera metaestable de aluminio, basándose en un enrejado de diamante, en el que todos los átomos de carbono son reemplazados por tetraedros de Al4 de aluminio.

La nueva forma de aluminio cristalino es semimetal y muestra una alta plasticidad; además tiene una densidad bastante baja de 0,61 g / cm3 y flotaría en agua. A modo de comparación, el aluminio tradicional tiene una densidad de 2,7 g / cm3.

El químico Alexander Boldyrev, coautor del estudio y académico de la USU, resalta el innovador enfoque adoptado por sus colegas en la realización de este trabajo y señala: “Aunque la capacidad de flotar en el agua que tiene el nuevo aluminio resulta agradable, no es el único beneficio que aporta el material.”

Las características que le distinguen lo hacen ser un material para múltiples aplicaciones prácticas como en la medicina, el cableado, la fabricación de piezas más ligeras y de menor consumo para la industria automotriz e incluso para la fabricación de naves espaciales, en lo que sería extremadamente útil, ya que podría reducir el costo y facilitar en modo general, el lanzamiento de un cohete.

Niños expuestos a metales tóxicos tienen un mayor riesgo en desarrollar trastornos del espectro autista

La investigación proporciona un primer paso invaluable en la creación del material, pero aún no se ha producido, así que no se conoce su resistencia o cuánto costaría producirlo.

Un aspecto admirable de esta investigación es el enfoque de utilizar una estructura conocida para diseñar un nuevo material, lo cual abre una puerta para futuros descubrimientos.

Más en TekCrispy