La sabiduría es un concepto antiguo que ha ganado nuevo interés entre los investigadores clínicos, como un rasgo complejo relevante para el bienestar y el envejecimiento saludable. A medida que los datos empíricos han crecido, varias medidas se han utilizado para evaluar el nivel de sabiduría de un individuo. Sin embargo, ninguna de estas medidas se ha basado en fundamentos neurobiológicos.

Pero un nuevo estudio realizado en la Facultad de Medicina de la Universidad de San Diego, ha desarrollado un método sofisticado de medir la sabiduría de una persona, al combinar el análisis neurobiológico con la autoevaluación.

La Escala de Sabiduría de San Diego (SD-WISE) se basa en la incorporación de modelos neurobiológicos de la sabiduría de una persona. Los estudios indican que podemos definir la sabiduría a través de seis componentes clave, cada uno de los cuales ha sido vinculado a determinadas regiones del cerebro.

Estos seis componentes son: la toma de decisiones sociales y el conocimiento pragmático de la vida; la regulación emocional; la reflexión y autocomprensión; la tolerancia de valores diversos; la capacidad de lidiar con la ambigüedad y la incertidumbre; y actitudes y comportamientos prosociales como la empatía y el altruismo.

El estudio incluyó a 524 participantes de 25 a 104 años, de una investigación longitudinal en curso denominada Evaluación del Envejecimiento Exitoso (SAGE), centrándose en aspectos  cognoscitivos y psicosociales del envejecimiento exitoso a lo largo de la vida adulta. La mayoría tenía educación universitaria. La media de edad fue de 58 años.

A los participantes se les administró la SD-WISE, junto con dos medidas existentes: la Escala de Sabiduría Tridimensional y la Escala de Sabiduría Auto-evaluada. En complemento, se les dio un conjunto de declaraciones a las que se les pidió que estuvieran de acuerdo o en desacuerdo en una escala de 1-5. El estudio encontró que SD-WISE fue capaz de medir con éxito cinco de los seis componentes; sólo la toma de decisiones sociales fue parcialmente cubierta.

Dilip Jeste, MD, Profesor Distinguido de Psiquiatría y Neurociencias y director del Centro para el Envejecimiento Saludable de la USD, señala: “Esta fue una primera prueba de campo de SD-WISE y los resultados son alentadores, pero aún queda más trabajo por hacer. Su fiabilidad y validez deben ser evaluadas aún más, a través de diferentes muestras socioculturales, raciales y étnicas.”

Los autores del estudio expresan tener esperanzas de que la escala SD-WISE podría ser utilizada en la práctica clínica, así como en la investigación biopsicosocial. Incluso sugieren que si entendemos más acerca de la neurobiología de la sabiduría, podríamos ser capaces de encontrar formas metódicas de aumentarla.

Más en TekCrispy