Nransomware Exige Fotos Desnudas

Los investigadores de seguridad han descubierto un nuevo ransomware llamado nRansomware que encripta los archivos de una víctima y exige fotografías desnudas en vez de dinero a cambio de una clave de descifrado.

Como sabemos, un ransomware es un software malicioso que restringe el acceso a diversos archivos o partes del sistema atacado, y pide un rescate a cambio de eliminar dicha restricción. Los investigadores de la MalwareHunter Team detectaron este tipo de malware y publicaron una captura de pantalla del mensaje que se muestra en la pantalla del ordenador de la víctima cuando ocurre el ataque.

El mensaje “su computadora ha sido bloqueada”, aparece antes de solicitar al usuario afectado que envíe un correo electrónico a los hackers que dice lo siguiente:

“No responderemos inmediatamente. Después de responder, debes enviarnos al menos 10 fotos desnudas de ti. Después de eso, tendremos que verificar que te pertenecen. Una vez que te verifiquen, daremos tu código de desbloqueo y venderemos tus desnudos en la web”.

El reporte indica que el malware es legítimo y contiene el archivo “nRansom.exe”, clasificado como malicioso por antivirus como VirusTotal o Hybrid Analysis. Los investigadores no han revelado cuántas personas han sido afectadas por el ataque hasta el momento, así como tampoco se conoce quiénes son los autores del malware y qué tan serias son sus amenazas.

Un estudio reciente ha revelado que cerca del 5% de las pequeñas y medianas empresas (PYMES) en todo el mundo, fueron golpeadas por ataques de ransomware en lo que va de 2017, con un estimado de US$ 301 millones pagados a los hackers en rescates.

Por su parte, hemos visto también como los hackers han tenido como objetivo a numerosas celebridades en los últimos años, con filtraciones de fotografías privadas e información personal. En junio de este año, los hackers de Tsar Team accedieron a los servidores de la cadena de clínicas de cirugía plástica Grozio Chirurgija en Lituania, y publicaron miles de imágenes de pacientes desnudas y sus datos privados, exigiendo hasta US$ 2.700 para eliminar los archivos.