Hackers Informacion Sensible Sec

Una de las instituciones gubernamentales a nivel mundial que más ha tenido interés por regular el mercado de las criptomonedas es la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés). Recientemente, su atención se ha concentrado en las ICOs, lanzando advertencias a los miembros de la comunidad Blockchain que promueven estas ofertas, sobre sus riesgos e incluso considerando como “valores”, algunos de los tokens emitidos por estos formatos de recaudación de fondos.

De hecho, compañías como Protostarr y Shapeshift, entre otras, decidieron suspender sus operaciones gracias a las medidas anunciadas por esta institución, que representa la máxima autoridad reguladora de Wall Street. Ahora, la compañía que se ha encargado de frenar el crecimiento de los negocios de criptomonedas en Estados Unidos, ha anunciado que un grupo de hackers accedió su sistema de almacenamiento de documentos archivados.

A pesar de que el ataque fue detectado el año pasado, no fue sino hasta el mes pasado que la SEC comprobó que los hackers habían obtenido ganancias de manera ilegal con los datos robados.

El incidente fue revelado en una declaración inicial sobre seguridad informática publicada por el presidente de la SEC, Jay Clayton. El documento no explica por qué la SEC tardó tanto en anunciar el ataque, y si los hackers tenían como objetivo la información de alguna compañía específica. Clayton afirma en la declaración:

A pesar de nuestros esfuerzos para proteger nuestros sistemas y mitigar el riesgo en seguridad informática, en ciertos casos los atacantes han logrado acceder a nuestros sistemas o hacer un mal uso de ellos.

El sistema que fue vulnerado lleva por nombre EDGAR, y permite a los inversionistas acceder a los informes financieros detallados que las compañías que venden acciones al público deben publicar regularmente. Sin embargo, según un reporte del Washington Post, no es la primera vez que este sistema es comprometido, ya que en 2015 los hackers publicaron información falsa en el sitio sobre la adquisición de la compañía Avon Products, elevando el precio de las acciones de la empresa antes de ser detectado.

Este anuncio puede obstaculizar los esfuerzos de la SEC por recopilar información sobre las operaciones bursátiles y detectar la manipulación del mercado a través de una base de datos central. Algunas figuras claves de Wall Street, como la Bolsa de Valores de Nueva York, advirtieron que dicha base de datos puede convertirse en un objetivo para los hackers.