Red Drones Servicio Medico Entregas

La primera red autónoma de distribución con drones sobrevolará el espacio aéreo suizo a partir del próximo mes. Así lo ha anunciado la compañía de logística Matternet, quien ha anunciado que utilizarán drones para enviar muestras de laboratorio, análisis de sangre y otros diagnósticos a las instalaciones de hospitales, clínicas y laboratorios del país.

Matternet también anunció que los artículos médicos podrán ser entregados a los centros de salud en 30 minutos, y que serán incorporados más drones a la red de distribución a finales de este año. La compañía, con sede en Menlo Park, California, recibió autorización para operar sus drones en áreas densamente pobladas de Suiza en el mes de marzo, lo que supuso una primicia en el mundo.

Ahora, la compañía ha presentado su Matternet Station, una especie de buzón de correos, que ocupa al menos dos metros cuadrados de espacio, y que se puede instalar en los tejados o en el suelo para enviar o recibir paquetes a través de los drones.

Este proyecto forma parte de una asociación con Swiss Post, el servicio postal suizo, y representa la primera vez que una red de drones opera sobre las áreas urbanas altamente pobladas. Anteriormente, un par de hospitales en Lungano, Suiza, habían probado la entrega de muestras de laboratorio a través de los drones de Matternet.

El cofundador y CEO de Matternet, Andreas Raptopoulos, dijo en una entrevista a The Verge, que la naturaleza de urgencia que requieren los diagnósticos para ser trasladados demanda el uso de estos drones. De esta forma, se evitaría el hecho de contar con un mensajero o esperar por un taxi. Raptopoulos afirma que este tipo de sistemas autónomos son confiables y transformarán completamente los sistemas de envíos a partir del 2018 en Suiza.

Así es como los drones ayudan a combatir la malaria en África

El sistema funciona mediante una aplicación que el usuario puede utilizar para conocer los detalles del envío. Los artículos son colocados en un compartimiento dentro de Matternet Station antes de ser cargados por el dron para su entrega. Actualmente, estos vehículos pueden soportar hasta 2 kilogramos de peso. Los paquetes serán llevados a otra Matternet Station, donde el receptor puede obtener su paquete escaneando un código QR.

Luego de que un dron aterriza, también cambia su batería para permanecer cargado. De esta forma, pueden recorrer distancias de hasta 20 kilómetros, dependiendo de las condiciones meteorológicas, como los vientos fuertes.

Más en TekCrispy