Google Discriminacion Genero

Google ha sido la última compañía especializada en tecnología en recibir acusaciones por discriminación de género en el entorno laboral. Tres ex trabajadoras de la empresa presentaron el día de ayer una demanda contra Google por pagar sistemáticamente más a los empleados masculinos más que a sus contrapartes femeninas por el mismo nivel de exigencia o similar, además de negarles la posibilidad de ascenso.

¿Machismo en Google?

La denuncia fue presentada ante la Corte Superior de San Francisco, y donde se afirma que la gigante tecnológica ha violado la Ley de Igualdad de Pago vigente en  el estado de California. Para respaldar sus acusaciones, las demandantes utilizaron un informe del Departamento de Trabajo de Estados Unidos del año 2015, donde se analizan los casos de discriminación de género y se revelan las disparidades en las compensaciones en casi toda la masa laboral de la compañía, informó el portal Bloomberg.

El abogado defensor de las ex trabajadoras de Google, James Finberg, ha destacado que la demanda representa un esfuerzo por eliminar las barreras y los estereotipos, añadiendo que:

Los prejuicios inconscientes juegan un papel importante en la perpetuación de las disparidades de género y la compensación.

Las mujeres que decidieron demandar a Google son Kelly Ellis, ex ingeniera de software de 2010 a 2014 en Google Mountain View; Holly Pease, trabajadora de 2005 a 2016, y Kelli Wisuri, especialista del sector de las comunicaciones y las ventas de 2012 al 2015.

Las mujeres alegan que sus puestos eran de menor nivel y remuneración que el de los hombres, y que según su experiencia, debieron recibir más beneficios de parte de la compañía. Por ello, han solicitado compensaciones por los salarios que perdieron y que la compañía corrija su política de contratación de personal, según ellas, “discriminatoria”.

Google responde

Por su parte, Google ha respondido que no está de acuerdo con los principales argumentos de la demanda. Según la compañía, los niveles de trabajo y los ascensos se determinan mediante rigurosos comités de contratación, y deben pasar múltiples procesos de revisión, incluyendo verificaciones para asegurarse de que no hay discriminación de género en estas decisiones. Así lo ha expresado Gini Scigliano, portavoz de la compañía.

Un reciente informe de Google determina que actualmente el 69% de sus empleados y el 80% de su personal técnico son hombres, revelando que el porcentaje de mujeres en cargos técnicos y de gerencia no supera el 1% anual.

No es la primera vez que una empresa tecnológica ha recibido un bombardeo de acusaciones sobre sexismo. Microsoft Corp y Twitter Inc fueron demandados en el año 2015 por parte de algunas de sus ingenieras, quienes afirmaron que los hombres eran los más favorecidos dentro de la compañía.

El mes pasado Google estuvo envuelta en un escándalo creado por James Damore, uno de sus trabajadores, quien criticó en un documento las políticas sexistas de la empresa. Luego de la filtración de este documento, Damore fue despedido.