Compartir

Esta semana se realizaron declaraciones de parte de la desarrolladora Campo Santo, responsables de juegos como Firewatch repudiando el lenguaje utilizado en un video del youtuber Felix Kjellberg, mejor conocido como PewDiePie, el cual hizo comentarios racistas durante un gameplay de PlayerUnknown’s Battlegrounds.

Una vez fue visto el video por la desarrolladora, anunciaron que no estaban de acuerdo con el uso del lenguaje y que estos casos, sobretodo en youtubers, pueden tener repercusiones negativas en la comunidad de jugadores. La compañía pidió que todos los videos de sus títulos fueran dados de baja en la cuenta de Kjellberg.

El pedido ha llevado a un asunto judicial, en el cual ha salido victorioso Campo Santo, por lo que PewDiePie se verá en la obligación de dar de baja a sus videos que involucren a Firewatch u otro título de la desarrolladora. La compañía ganó este proceso judicial gracias a que alego que la ley de DMCA, los dueños de los productos tienen derecho a pedir que se retiren de inmediato si así lo desean.

PewDiePie no ha hecho la vista gorda ante su error, y el día de ayer público un video en su canal de YouTube en el cual  asegura que se encuentra decepcionado de sí mismo debido a que pareciera no haber aprendido nada del pasado. Esta no es la primera vez que el youtuber hace un video disculpándose, ya que en el pasado realizó un par de comentarios que podrían catalogarse como “Nazi”.

Nintendo ha demandado a una compañía por derechos de patente

Kjellberg comenta en su video respuesta: “cada vez que juega en línea con otras personas y escucha el tipo de lenguaje que utilizó siempre siente que es algo inmaduro y estúpido”, además, explica que desde la posición en la que se encuentra, debería prevenir este tipo de comentarios de su parte.

Síguenos también en Twitter, Facebook, Flipboard, o por Email.