La municipalidad suiza de Chiasso ha anunciado que aceptará el pago de impuestos en Bitcoin a partir de enero de 2018. El anuncio representa un nuevo impulso a la iniciativa de Suiza de convertirse en el líder global de la industria de las criptomonedas, con Chiasso intentando competir con ‘Crypto Valley’ como el mayor centro de la adopción e innovación de la criptomoneda del mundo.

Impuestos en Bitcoin de hasta 250 francos suizos

La comunidad de Chiasso anunció a través de un comunicado oficial, que comenzará a aceptar Bitcoin como forma de pago de impuestos a partir del próximo año, probando un método inicial que restringe los pagos en Bitcoin hasta 250 francos suizos (CHF). Zug, el pequeño pueblo suizo conocido como el ‘Crypto Valley’, que alberga una gran cantidad de empresas relacionadas a las criptomonedas y ofrece una regulación flexible, acepta pagos de impuestos en Bitcoin de hasta 200 CHF.

Las autoridades de Chiasso esperan que la industria de las criptomonedas pueda reemplazar los ingresos fiscales perdidos del sector bancario local. El alcalde de Chiasso, Bruno Arrigoni, declaró recientemente que Chiasso es reconocido internacionalmente como un epicentro del crecimiento tecnológico y económico creciente. De hecho, otros funcionarios locales han bautizado al municipio como ‘Cryptopolis’, con la finalidad de atraer a nuevas empresas de criptomonedas.

China instala apps de vigilancia en smartphones de viajeros

El alcalde de Chiasso ha establecido reuniones con numerosos empresarios ligados al mundo de las criptomonedas en los últimos meses, lo que generado la llegada de ocho nuevas empresas que han establecido sus sedes en el municipio.

En un comunicado de prensa, se afirma que el Ejecutivo evaluará la posibilidad de participar como socio fundador en una fundación sin fines de lucro que involucrará a algunos de los más altos representantes de la tecnología Blockchain.

Asimismo, las autoridades de Chiasso han anunciado medidas destinadas a fomentar la innovación de las criptomonedas en la localidad, incluyendo el desarrollo de cursos sobre estos activos en las escuelas secundarias superiores, diseñados especialmente para reforzar la ‘alfabetización’ de los estudiantes con respecto del mundo de las criptomonedas y la tecnología de la cadena de bloques.

Más en TekCrispy