Compartir

Un equipo internacional de investigadores ha descubierto rastros de vida, de más de medio billón de años de antigüedad; el hallazgo podría cambiar la forma en que pensamos sobre cómo todos los animales evolucionaron en la tierra.

Los científicos encontraron un conjunto de trazas de fósiles dejadas por algunos de los primeros organismos capaces de realizar movimiento activo. Las trazas fósiles son las huellas y madrigueras dejadas por los organismos vivos; no se trata de restos físicos como huesos o partes del cuerpo.

Investigadores descubren, recuperan y publican en línea antiguos textos desconocidos

El descubrimiento fue realizado en sedimentos de la región de Corumbá, en el oeste de Brasil, cerca de la frontera con Bolivia. Las madrigueras miden entre 50 a 600 micrómetros de diámetro, lo que significa que las criaturas que las hicieron, eran de tamaño similar a un cabello humano. Un micrómetro es sólo una milésima parte de un milímetro.

El Dr. Russell Garwood, de la Escuela de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente de la Universidad de Manchester, expresó: “Este es un hallazgo especialmente emocionante; estos fósiles se encuentran en capas rocosas, las cuales son más primitivas que los fósiles de animales complejos más antiguos registrados hasta ahora.”

Para encontrar esos diminutos fósiles, el equipo utilizó microtomografía de rayos X; una técnica especial que utiliza rayos X para crear un modelo 3D virtual de algo, sin destruir el objeto original.

El equipo sugiere que estas madrigueras fueron creadas por nematóides, organismos similares a un gusano de hoy en día, los cuales usaban un movimiento ondulante para trasladarse a través del sedimento, dejando estas huellas fósiles detrás.

Los fósiles encontrados datan de un período geológico y evolutivo conocido como la transición ediacarana – cambriana. Una etapa que tuvo una extensión de unos 94 millones de años y comenzó desde el final del período criogeniano, hace 635 millones de años, hasta el período cámbrico, hace 541 millones de años. Para poner esto en contexto, los dinosaurios vivieron entre 230 y 65 millones de años atrás, en lo que se conoce como la era mesozoica.

Fósil encontrado en Israel pudiera reformar la historia de la humanidad

Los acontecimientos evolutivos durante este periodo son excepcionales en la historia de la Tierra. Esto se debe a que los registros fósiles actuales sugieren que muchos grupos de animales, que en la actualidad están vivos, aparecieron en un intervalo de tiempo muy corto.

El académico de la Universidad de Bristol y autor principal del estudio, Luke Perry, agregó: “Nuestros nuevos hallazgos fósiles muestran que hace unos 550 millones de años ya existían animales complejos con control muscular. Además, abren una ventana inexplorada para el seguimiento de la evolución animal en el tiempo profundo.”

Síguenos también en Twitter, Facebook, Flipboard, o por Email.