Samsung Gear S3 121

Sin duda una de las quejas más comunes de los smartwatches es la duración de la batería. La idea de un gadget para nuestro teléfono inteligente es que pueda complementarlo, y que, además, podamos utilizarlo con un poco más de libertad que el propio Smartphone.

Uno de los equipos que más ha dado de qué hablar por el excepcional rendimiento de su batería es el Samsung Gear S3, una de las últimas versiones de los relojes inteligentes Samsung, disponible en T-Mobile. Su diseño y amplia batería lo han colocado como líder del mercado.

Por su parte, el Sequent, de tecnología suiza, también presenta un nuevo tipo de batería que busca revolucionar el mercado: es infinita. Hoy revisaremos las características de ambos equipos para que los conozcas mejor y sepas por cuál decidirte si estás buscando un smartwatch que cumpla con tus expectativas.

La batería

Como hemos comentado, la batería es el diferencial de ambos modelos respecto al Apple Watch y al resto de los smartwatches en el mercado. La batería del Gear S3 puede durar cuatro días de uso moderado, sin utilizar el GPS. Pero a toda máquina puede durar encendido sin recargarse varias horas, aunque no días, lo cual significa igualmente una gran ventaja respecto a los otros modelos del mercado. Para lograrlo, tiene una batería de de 380 mAh que le suma robustez al equipo.

El Sequent, por su parte, cuenta con el primer sistema de batería de auto-carga cinética, con un funcionamiento sustentable que genera energía a partir del movimiento del cuerpo y, mientras estás en movimiento, jamás se descarga.

Diseño

Delicado, más cercano a un reloj tradicional que a un smartwatch, el Sequent destaca por su diseño elegante y clásico, que sin embargo no le teme al agua. Es capaz de sumergirse hasta 50 metros sin problemas, a diferencia del Samsung Gear S3 que puede soportar apenas 30 minutos bajo el agua aunque no es recomendable, según las especificaciones de fábrica.

En cuanto a diseño, sin duda Samsung ha puesto su empeño en este dispositivo de acero inoxidable, más robusto y de vidrio sumamente resistente en la pantalla táctil SuperAMOLED con resolución de 360×360 de fondo negro, que, junto al bisel, permiten una interacción totalmente centrada en la información. El Sequent, por su parte, tiene una pantalla de vidrio, con las agujas tradicionales e incorporando una luz led que indica notificaciones pendientes. La banda es de cuero Horween americano e incluye otros materiales orgánicos, en línea con su naturaleza sustentable.

Funcionalidades

El Gear S3 es uno de los relojes inteligentes Samsung con mejores funcionalidades del mercado. Cuenta con un sensor de ritmo cardiaco que mide automáticamente el esfuerzo, sin siquiera activarlo. Permite revisar notificaciones, recibir y hacer llamadas, escuchar música en Spotify y también almacenarla en el dispositivo. Cuenta con reconocimiento de voz -aún mejorable- y permite escribir mensajes, aunque la pantalla sea muy pequeña para ello.

Por su parte, el Sequent deja que desear en este sentido, pues, aunque cuenta con ubicación GPS al igual que el Samsung Gear S3, no permite hacer ni realizar llamadas, revisar notificaciones en la pantalla, correos, ni cuenta con una tienda de Apps como sí lo hace el Samsung, aunque éstas sean limitadas. Sin embargo, sí cuenta al igual que el G3 con conteo de pasos, sensor del ritmo cardíaco y ubicación GPS. Además, mediante su aplicación “The Sequent” –todavía en fase beta- es posible programar los objetivos de actividad (30 minutos de ejercicio, 1700 pasos, etc.) e indica, con un giro completo de las manecillas principales, si hay una llamada entrante.

Conclusión

Sin duda el Samsung Gear S3 es un smartwatch mucho más completo respecto a funcionalidades, independencia del smartphone y con razón lidera el mercado como uno de los mejores relojes inteligentes actualmente. A pesar de ello, el Sequent presenta la característica única de auto-carga cinética, que cambia la perspectiva de diseño sustentable en relojes inteligentes, y probablemente es una opción interesante para deportistas, por su gran capacidad de actividad precisamente en las jornadas más intensas.

Tenemos mucho que esperar de Sequent, siendo aún su primera versión en el mercado, aunque Samsung ha demostrado lo mucho que puede mejorar de un modelo a otro; nos gustaría ver en adelante alguna versión de relojes inteligentes Samsung más portátil, menos robusta y amigable con el medio ambiente.