La Reserva Federal de Estados Unidos indicó este martes que está abierta a utilizar la tecnología de contabilidad distribuida (DLT, por sus siglas en inglés) y las criptomonedas para las transacciones financieras, en lugar de las antiguas transferencias electrónicas y otras herramientas utilizadas en la actualidad.

En respuesta a un llamado a la opinión pública realizado en enero de 2015, sobre cómo los bancos nacionales podían ser más eficientes en base a los avances tecnológicos del siglo XXI, el documento describe cómo el banco central estadounidense está buscando un sistema seguro, confiable y rápido para trabajar con los bancos y organizaciones financieras que hacen negocios con el gobierno a nivel nacional e internacional.

A pesar de que el informe se basa principalmente en las herramientas que pueden utilizarse para actualizar el sistema de pagos de Estados Unidos, se menciona en dos oportunidades a la DLT, afirmando que también sería evaluada para su uso por parte del gobierno. El informe sugiere:

La Reserva Federal de los Estados Unidos considerará otras mejoras a sus servicios existentes y continuará monitoreando, estudiando y solicitando aportes de las partes interesadas para comprender las implicaciones de las nuevas tecnologías de contabilidad distribuida y monedas digitales, que pueden facilitar un sistema de pago seguro y eficiente en Estados Unidos.

Esta no es la primera vez que la Reserva Federal discute sobre la tecnología Blockchain y las criptomonedas. A finales del 2016, la máxima institución financiera del país publicó un documento en el que se explicó el uso de los sistemas basados en la cadena de bloques tanto para los bancos como para los consumidores. A pesar de que el informe enumera los beneficios de esta tecnología, también incluyó sus posibles problemas de seguridad.

El informe de diciembre señala que las leyes vigentes no definen con claridad los derechos de propiedad sobre las criptomonedas. Antes de aprobar su uso, la organización espera comprobar los costos y el funcionamiento de la tecnología Blockchain y otros sistemas de pago actualizados. Este trabajo incluye el análisis de costos, eficiencia, y viabilidad, por lo que aún no hay un cronograma fijo para la próxima etapa de trabajo.

Hemos visto como Estados Unidos se ha mantenido en constante interés por el mundo de las criptomonedas, sin embargo, se ha enfocado en los aspectos regulatorios y las implicaciones negativas de las mismas. Una de las instituciones más involucradas en estas regulaciones es la Comisión de Bolsa y Valores (SEC), cuyos pronunciamientos sobre los riesgos de las Ofertas Iniciales de Moneda (ICOs), han provocado el cese de operaciones de varias compañías vinculadas a la criptomonedas.