Es frecuente escuchar en las bodas la pieza musical Primavera de Vivaldi, en clara evocación del sentimiento de renovación, florecimiento y esplendor que la canción auspicia; pero una reciente investigación realizada en conjunto por investigadores de la Universidad Tecnológica de Sídney y la Universidad de Radboud, en los Países Bajos, sugiere que esta alegre obra musical clásica y otras como ella, pueden ayudar a generar ideas más innovadoras y creativas.

Aunque algunas personas prefieren trabajar en paz, otros encuentran que escuchar sus melodías favoritas puede mantenerlos productivos. Pero de acuerdo a la investigación realizada, escuchar música puede ser realmente beneficioso mientras se trabaja, aunque depende de lo que se esté tratando de lograr.

Así es como identificas a una persona confiable, según la ciencia

El estudio, dirigido por la Dra. Simone Ritter, experta en creatividad, comparó el efecto que tenía la música en el pensamiento de una persona.

La investigación incluyó a 155 participantes, quienes completaron una serie de cuestionarios; posteriormente fueron divididos en grupos experimentales para escuchar una de las cuatro composiciones de música clásica clasificadas como tranquilas, felices, tristes y ansiosas. El estudio también incluyó un grupo adicional de control que realizaron las tareas sin escuchar música.

Mientras escuchaban la música seleccionada, los participantes realizaban diversas tareas cognitivas para probar el pensamiento creativo convergente y divergente.

El pensamiento divergente implica producir respuestas múltiples con combinaciones inusuales, reconocer vínculos entre asociaciones remotas o transformar información en formas inesperadas.

El pensamiento convergente enfatiza la precisión y la lógica, y aplica estrategias convencionales de búsqueda, reconocimiento y toma de decisiones.

El estudio encontró que la música feliz aumentaba el pensamiento creativo de los participantes, facilitando la generación de un pensamiento más divergente en comparación con el grupo de control. Sin embargo, encontraron que no tenía ningún impacto en el “pensamiento convergente”, que es que está relacionado con la resolución de problemas.

El Dr. Sam Ferguson, coautor del estudio y académico de la Facultad de Ingeniería y Tecnologías de Información de la UTS, señaló: “Pudimos observar un efecto los participantes que escucharon música alegre, en contraste con los otros tipos de música. Las variables involucradas en la condición feliz de la música, pueden mejorar la flexibilidad en el pensamiento, para que el participante pueda considerar soluciones que, si estaban realizando la tarea en silencio, no se les hubieran ocurrido tan fácilmente.

Replayifi, para crear listas con tus canciones preferidas en Spotify

Los autores sugieren que su estudio puede demostrar que escuchar música puede promover el pensamiento creativo de manera económica y eficiente en diversos escenarios científicos, educativos y organizacionales.

La Dra. Ritter, comenta: “Es bien sabido que la gente usa la música para regular su estado emocional, pero nuestro estudio muestra que escuchar música mientras se trabaja, puede ser enfoque para animar un pensamiento un poco más creativo.”

Más en TekCrispy