La compañía web Storyzy, cuya tecnología de procesamiento del lenguaje natural (NLP) permite identificar noticias falsa en Internet, ha revelado a través de su blog oficial que varios sitios que publican información falsa o con contenidos extremistas están financiándose a través de Google AdSense, la red publicitaria de Google.

En la publicación se afirma que al analizar más de 700 sitios de noticias falsas en Internet, Storyzy encontró que el 90% de los que utilizan anuncios de publicidad están afiliados a Google Adsense. Storyzy revela que la razón principal de la presencia de anuncios en estos sitios web de noticias extremistas se debe a que Google solo elimina el anuncio de las páginas principales y no del sitio web completo.

Esto iría totalmente en contra de las políticas de Google, quien anunció el pasado mes de mayo que eliminaría los anuncios de las páginas web que infrinjan sus políticas. Scott Spencer, director de publicidad sostenible de Google, explicó:

A medida que despleguemos la acción política a nivel de página como el nuevo valor predeterminado para las violaciones de contenido, podremos dejar de mostrar anuncios en determinados sitios, mientras dejamos el resto de los anuncios en los sitios con buen contenido.

Storyzy enfatiza que aunque es posible que Google haya eliminado los anuncios de las páginas con contenidos racistas y extremistas de un sitio, aún siguen apareciendo en otras páginas del mismo sitio, por ejemplo las de los pronósticos meteorológicos.

Según estadísticas de Storyzy, a la fecha, el 90% de los sitios de noticias falsas están monetizando su audiencia a través de la publicidad de Google Adsense. La audiencia de estos sitios equivale al menos a 120 millones de visitas mensuales. El análisis de Storyzy comenzó en el mes de julio, y desde entonces ha encontrado más de 600 anuncios de diversas marcas como McDonald’s, Adobe, Walmart, Visa, Microsoft, Goodyear, Toyota, American Express, entre muchas más.

A pesar de que Google se autodefine como una compañía que defiende la libertad de expresión, ha afirmado que no está de acuerdo con la monetización de contenidos peligrosos o despectivos. Sin embargo, según el reporte de Storyzy, la compañía permite que sus anuncios aparezcan en las páginas “seguras” de un sitio que contiene contenido extremista, permitiendo que el sitio reciba dinero de Google y la marca también se lucre.

El anuncio concluye recomendando a las marcas que no coloquen sus anuncios utilizando únicamente los filtros de Google, al tiempo que insta a utilizar una lista negra automatizada en tiempo real de los sitios en los que no desean que aparezcan sus anuncios.