El Banco de Rusia, equivalente al Banco Central de ese país, ha emitido una declaración de advertencia sobre los riesgos de las criptomonedas, incluyendo el Bitcoin, así como de las Ofertas Iniciales de Moneda (ICOs). La institución ha dicho que es prematuro permitir la circulación y el uso de estos activos dentro de la infraestructura financiera rusa.

Advertencia del Banco de Rusia

A través de un comunicado de prensa, la máxima institución financiera del país indico que:

Las operaciones con criptomonedas implican altos riesgos durante las operaciones de cambio, tanto por las fluctuaciones bruscas en los tipos de cambio, como en el caso de recaudar fondos mediante las ICOs (Oferta Inicial de Monedas –una forma de atraer inversiones de los ciudadanos en forma de emisión y venta de criptomonedas a inversionistas).

De igual forma, el Banco Central afirmó que existen riesgos tecnológicos al emitir y manejar criptomonedas, así como también riesgos de propiedad. De esta manera, la institución cree que los ciudadanos pueden perder su dinero y no contarán con el respaldo de un organismo que proteja sus derechos en caso de estafas.

En este sentido, el comunicado reza que el carácter anónimo de las criptomonedas facilita la participación de los ciudadanos en actividades ilegales como el lavado del dinero o el financiamiento al terrorismo.

Es prematuro permitir las criptomonedas

El Banco de Rusia también señaló que la cantidad de consultas de los participantes en los mercados financieros y los medios de comunicación en relación a las criptomonedas ha aumentado notablemente. Sin embargo, la institución advierte sobre el alto riesgo que implica la circulación y el uso de las criptomonedas, señalando que:

El Banco de Rusia considera prematuro admitir que las criptomonedas, así como los instrumentos financieros asociados a ellas, sean distribuidos y utilizados en las operaciones organizadas y en la infraestructura de compensación y liquidación dentro del territorio de la Federación Rusa, para el servicio de transacciones de criptomonedas e instrumentos financieros derivados de ellas.

El banco enfatizó que su posición con respecto a las monedas digitales no ha cambiado desde 2014, cuando publicó una declaración oficial de advertencia sobre el uso del Bitcoin. Además, anunció que está trabajando junto a otros organismos federales interesados en regular el mercado de las criptomonedas, así como en definir enfoques para definirlas dentro de la Federación Rusa.

A pesar de que esta postura sobre los riesgos de las criptomonedas no es nueva, con este anuncio, Rusia se une a una tendencia reguladora de las ICOs por parte de países como Estados Unidos, Canadá, Singapur, Corea del Sur y China. A pesar de que todos estos países han emitido advertencias sobre este formato de recaudación, el caso más emblemático es el de China, cuyo gobierno emitió el día de ayer un comunicado a través de sus siete principales instituciones financieras reguladoras, donde se prohíben las ICOs en el país.