A medida que más personas viven sus años 80 y 90, se ha profundizado en las cuestiones relacionadas con la salud y la calidad de vida durante esta etapa del ciclo vital. Un reciente estudio realizado en ratones en la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad de California en Davis, plantea un enfoque controvertido, al demostrar que una dieta alta en grasa o cetogénica, no sólo aumenta la longevidad sino que también mejora la fuerza física.

Las dietas cetogénicas han ganado popularidad al atribuirles una serie de beneficios para la salud, pero los científicos todavía ridiculizan lo que sucede durante la cetosis, cuando la ingesta de carbohidratos es tan baja, que el cuerpo reemplaza a la glucosa como principal fuente de combustible, para quemar grasas y producir cetonas como fuente energéticas.

Así es como la vitamina D mejora tu condición física

El nutricionista Jon Ramsey, autor principal del estudio, expresó: “Los resultados me sorprendieron un poco. Esperábamos algunas diferencias, pero resultó impresionante poder evidenciar un aumento del 13 % en promedio de vida de los ratones que tuvieron una dieta con alto contenido de grasa.”

Los ratones objeto de estudio conservaron la calidad de la salud, en las postrimerías de sus vidas.  Ese incremento en el promedio de vida podría ser equivalente a 7 de 10 años en seres humanos.

Los ratones del estudio se dividieron en tres grupos: Uno con una dieta regular, otro con una dieta alta en carbohidratos, y otro con una dieta cetogénica, es decir, baja en carbohidratos y alta en grasas. Los investigadores mantuvieron igual la cantidad de calorías de cada dieta en cada grupo.

Los autores de la investigación diseñaron dietas enfocadas, no en la pérdida de peso, sino para observar el impacto de la dieta en el metabolismo de los ratones, y poder determinar qué efecto tiene en el envejecimiento.

Además de aumentar significativamente el promedio de vida de los ratones, la dieta cetogénica aumentó la memoria y la función motora, específicamente la fuerza y la ​​coordinación, e impidió un aumento en los marcadores de inflamación relacionados con la edad. También tuvo un impacto en la incidencia de tumores.

Las impresoras 3D arrojan partículas que pueden ser perjudiciales para la salud, según estudio

El Dr. Ramsey señaló: “En este caso, muchas de las cosas que estamos viendo no son muy diferentes de los humanos. En un nivel fundamental, los seres humanos siguen cambios similares y experimentan una disminución en la función general de los órganos durante el envejecimiento.”

Este estudio indica que una dieta cetogénica puede tener un gran impacto en la vida y la salud, sin pérdida importante de peso o restricción de la ingesta, y abre una nueva vía para posibles intervenciones dietéticas que tengan repercusiones positivas en el envejecimiento.

Más en TekCrispy